La Familia Savages ofrece un retrato ligeramente fallido y decepcionante, de la sociedad americana actual, en la que por encima de la historia, emerge la figura de ese extraordinario actor que es Philip Seymour Hoffman.

★★☆☆☆ Mediocre

La familia Savages

Más de un mes después de que se celebrara la ceremonia de entrega de los Premios Oscar nos llega La Familia Savages, una película que protagonizó una de las mayores sorpresas en los galardones al obtener dos nominaciones: Mejor Guión Original, y Mejor Actriz para Laura Linney, que apartó a algunas de las más claras favoritas, como Angelina Jolie o Keira Knightley.

Con La Familia Savages, Tamara Jenkins pretende ofrecer una mirada crítica e irreverente sobre la familia, la moralidad, el amor y la sociedad norteamericana. Lo hace a través de dos hermanos que deben volver a reunirse para hacerse cargo de su padre enfermo y de paso afrontar su pasado, los problemas de su vida y madurar definitivamente. A pesar de sonar a algo ya conocido y mil veces visto en el cine, una de las virtudes de La Familia Savages es que evita los lugares comunes y la reiteración. Sin embargo, y a pesar de las buenas intenciones de Jenkins, el film posee un ritmo altamente irregular. La cinta tiene detalles muy agudos e incisivos, como ese retrato de las decadentes urbanizaciones-geriátricos que proliferan en Estados Unidos, que se intercalan entre largas y aburridas secuencias que dispersan la atención del espectador. Los momentos de mayor fuerza de la película son aquellos en los que Philip Seymour Hoffman adquiere más peso, no sólo debido a su extraordinaria interpretación, sino a que también su personaje es el mejor escrito de todos. Laura Linney realiza un trabajo correcto, aunque sorprende su nominación al Oscar, y se ve eclipsada por Hoffman en las escenas que comparten.

La Familia Savages ofrece un retrato ligeramente fallido y decepcionante, de la sociedad americana actual, en la que por encima de la historia, emerge la figura de ese extraordinario actor que es Philip Seymour Hoffman. De la pésima traducción del título original, The Savages, por La Familia Savages mejor no hablar.

     

     

     

Lo mejor: Philip Seymour Hoffman y algunas pinceladas de calidad del guión.
Lo peor: Su auto-indulgencia.
publicado por Francisco Bellón el 5 abril, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.