Una primera mitad divertidísima da paso a una segunda mitad menos graciosa, pero toda la película está trufada de claras referencias musicales, cameos y mucha mala leche.

★★★☆☆ Buena

Dewey Cox: Una vida larga y dura

Pasando de largo de presumibles bodrios como Casi 300, se puede mirar con recelo esta nueva película aparentemente tontorrona. Si miramos el currículum de los que producen, podemos darle un voto de confianza, y si somos melómanos podemos animarnos a ver una graciosa parodia del mundo de la música, representado por Dewey Cox, interpretado por un estupendo John C. Reilly.

La película es una parodia de varios biopics de cantantes como Johnny Cash o Ray Charles que se mezcla con un humor ciertamente trabajado al estilo Agárralo como puedas. Una primera mitad divertidísima da paso a una segunda mitad menos graciosa, pero toda la película está trufada de claras referencias musicales, cameos y mucha mala leche, empezando por el propio idioma (¿el apellido del protagonista no suena igual que el miembro viril en inglés?)

Por ello la versión original, siempre recomendable, es un atractivo más que hará disfrutar y entender muchos de los gags del film. Los actores responden bien, sobre todo el protagonista, en algunos momentos con un gran parecido a Kusturica o Joe Cocker. Los temas musicales tienen su mérito y en conjunto la película te deja un buen sabor de boca y la sensación de que se abre una nueva vereda paródica que pasó inadvertida por la obsesión de los estudios en burlarse de los grandes megahits de taquilla, como Scary Movie o Date Movie.

Lo mejor: Los momentos anti-drogas.
Lo peor: Baja la gracia en la segunda parte.
publicado por Israel 'Yojimbo' Nava el 5 abril, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.