Una digna representante de ese tipo de cine elegante, emotivo y perfectamente ambientado, en el que no caben fuegos de artificio o efectos especiales, sino únicamente sentimientos y emociones humanas en su faceta más extrema.

★★★★★ Excelente

Expiación: Más Alla de la Pasión

No soy ningún admirador del cine romántico. De hecho, por eso he tardado tanto en ver "Expiación, más allá de la pasión". Por lo que ocurre muchas veces, porque soy tan listo que me hago una idea de una película, veo un trailer que parece reafirmarme en esa idea, me dejo llevar por mi calenturienta imaginación, y simplemente, la voy dejando, la voy dejando…Seguro que a todos vosotros os ha ocurrido lo mismo más de una vez. Ya podemos ser unos expertos cinéfilos, o unos simples amantes del cine, que caemos en nuestra propia apreciación una y otra vez.

Pues bien, anoche no tenía muchas ganas de ponerme con el ordenador, así que, nada convencido, empecé a ver la película, y tengo que confesaros que escribo esta crítica precisamente como expiación, como penitencia a mi pecado por no haberla visto antes, porque, simple y llanamente, es una de las mejores películas que haya visto nunca.

¿Que es lo que tanto atrae de una película aparentemente del montón, de una pasión tantas y tantas veces vista en la gran pantalla?. Lo tuve claro cuando terminé de verla: me gustó por dos características muy diferentes entre si, pero muy definitorias de lo que tiene que tener una gran película.

Por un lado, la distorsionada impresión que se lleva Briony Tallis, una niña de imaginación desbordante (creo que es la primera vez que veo a un personaje interpretado por tres actores diferentes) ante la escena que contempla desde la ventana, protagonizada por su hermana Grace (Keyra Knightley) y el joven Robbie (James McAvoy). Una impresión que se reafirma con la escena en la biblioteca. Una impresión que supongo de gran despecho por su parte ante la persona que ama (Robbie, o eso supongo), que la empuja a acusarle de algo que no ha hecho, con la consiguiente ruina de su vida. Briony Tallis actua en principio de manera inocente, enfadada con la pareja de amantes, y es incapaz de vislumbrar el alcance de su actuación. Un castigo desmedido, en mi opinión, para un pecado tan justificado como el de acusar al enamorado infiel de algo que no ha hecho. La vida de Briony, desde entonces, se circunscribe a ese lado oscuro suyo, y es incapaz de superarlo de otra forma que no sea la de reinventarse la historia. Ya anciana, no le importa en absoluto su inminente muerte. Ha arruinado las vidas de su hermana y de su amante por una casualidad, por un hecho fortuito que ocurrió en su infancia, y confiesa su vergüenza en directo. Ese personaje, la atormentada Briony Tallis, es para mi el protagonista absoluto de la película.

Por otro lado, algo tan viejo como el cine en si. ¿Que escenas son las que se os quedaron grabadas de "Lo que el viento se llevó", por ejemplo?. ¿Y de "Bajo el fuego"?. ¿Y de "El año que vivimos peligrosamente"?. En efecto, amigos: el entorno. "Expiación" tiene un entorno, la Segunda Guerra Mundial, de los más sugerentes que se han visto nunca. La interminable toma, que debería tomarse como asignatura en cualquier escuela de cinematografía, en la que miles de soldados derrotados, enfermos, desquiciados, esperan su traslado a casa, es magnífica, magistral, perfecta en su barroquismo y en la sensación de tristeza extrema que transmite. Los hospitales en los que trabajan las dos hermanas, también. Es el entorno lo que me fascinó de la película, muy por encima de una historia de amor que, de haberse dearrollado en su totalidad en la mansión inglesa de la familia, hubiera pasado sin pena ni gloria por mi cabeza.

Una gran película, en definitiva, similar en la sensación que produce a la de "El velo pintado", por ejemplo. Una digna representante de ese tipo de cine elegante, emotivo y perfectamente ambientado, en el que no caben fuegos de artificio o efectos especiales, sino únicamente sentimientos y emociones humanas en su faceta más extrema. 

Lo peor: La permanente sensación, en este tipo de películas, de incompatibilidad entre clases sociales diferentes. Basta una chispa para que el más desfavorecido pague siempre el pato.
publicado por Felix el 25 marzo, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.