Es un claro precedente, al menos desde el punto de vista del argumento, de “”La jungla de cristal”” aunque, claro está, no de forma consciente puesto que dudo mucho que los productores o guionistas de esta última conocieran la existencia de esta.

★★☆☆☆ Mediocre

Con el corazón en la garganta (Sette pistole per un massacro)

"Un hombre, acusado de asesinato por robar en un banco y asesinar a dos empleados, huye de la cárcel dispuesto a probar su inocencia. Va a parar a su antiguo pueblo, donde vive como cantante del saloom, su amada. Justo cuando acaba de llegar, una banda de maleantes y asesinos, asalta el banco para llevar el dinero de la caja fuerte. Sin embargo, no hay nada en ella pues el hombre que debía traer el dinero no ha llegado todavía. En espera de la diligencia que le transporta, la banda decide esperarle, apoderándose del pueblo. El huido, tratará de ayudar al pueblo".

Decente spaguetti western, que no consigue un aprobado alto por la falta de notoriedad de la convencional dirección de Mario Caiano, un director itaiano que conocía su oficio, pero nunca llegó a cotas altas.

Es un claro precedente, al menos desde el punto de vista de la historia, de "La jungla de cristal" aunque, claro está, no de forma consciente puesto que dudo mucho que los productores o guionistas de esta última conocieran la existencia de este spaguetti western. Pero el parecido de su arranque es evidente.

Está llevada de forma que no aburre, pero eso no es suficiente para que convenza.
El comienzo está bien, con la presentación de diversos personajes, pero poco a poco, la narración se hace repetitiva y el tiempo pasa sin que suceda nada digno de mención. Todo el rato está pasando cosas, pero sin la suficiente fuerza como para atrapar la atención.

Solo el tira y afloja de los dos peces gordos de la banda, uno, el supuesto jefe, encarnado por el ilustre Eduardo Fajardo, dispuesto a la lucha pero con poco cerebro, y el otro (bien interpretado por el gran Roberto Camardiel), inteligente y siempre con la mejor y más precisa idea.

El resto, olvidable al poco de terminar su visión. Repetitiva pero bonita música de Francesco de Masi.

Lo mejor: Sus primeros minutos.
Lo peor: El desarrollo, muy irregular y dejando un poso final de clara insatisfacción.
publicado por Iñaki Bilbao el 23 marzo, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.