Resulta realmente pesado ver un film previsible al cien por cien. Que sea mínimamente disfrutable o no, depende del cineasta que la maneje. En este caso, Jon Avnet no ha sabido aprovechar una idea que en principio prometía.

★★☆☆☆ Mediocre

88 Minutos

Resulta casi cansino presenciar una película de la cual sabes cómo se desarrollará y cómo acabará. Resulta realmente pesado ver un film previsible al cien por cien. Que sea mínimamente disfrutable o no, depende del cineasta que la maneje. En este caso, Jon Avnet no ha sabido aprovechar una idea que en principio prometía: thriller de acción con una característica especial (la incursión del tiempo como papel principal).

Si Carl Franklin consiguió un buen y entretenido thriller con A contrarreloj, donde los minutos también jugaban un papel importante, el director de estos 88 minutos no ha conseguido atrapar al espectador con su juego del "tic, tac". Quien, sin duda, se salva es Al Pacino, que pese a tener un papel lleno de tópicos, consigue, cómo si no, que nos lo creamos a él y a sus problemas. Este es un juego que, pese a su enorme previsibilidad y vacío contenido moral (lo de la hermana está demasiado metido a la fuerza), consigue que, no nos lo creamos, pero sí que lo disfrutemos en cierta medida: camuflándose un guión con enormes agujeros, econtramos algo bastante entretenido que, pese a todo, no llega a ser pasable. Fallos que sobrepasan las virtudes. Sí es cierto, también, que su aire de telefilm (en ocasiones, más bien) nos haga alejarnos de la supuesta intriga inteligente, que poco existe, finalmente.

Un desenlace cargado de tontería y previsibilidad, personajes, muchos de ellos, con intenciones realmente imposibles (sin embargo, en su mayor medida, el reparto está bastante entregado) y una idea original que bien poco ha sido aprovechada. Un resultado, pues, bastante mediocre que no hará más que entretener en su corta duración. Para aquellos que no buscan más que algo simplemente ameno.  Esperemos que Avnet nos devuelva a un Pacino (y también a un De Niro) en plena forma con su, por cierto, nada atractiva por su anuncio, Righteous Kill. Rezemos por que el thriller vuelva a sus andanzas, a su mayor esplendor. Aunque, desde luego, este fallido intento no hace más que borrar nuestras esperanzas.

Lo mejor: Como siempre, Al Pacino.
Lo peor: Es cansinamente previsible.
publicado por Ramón Balcells el 15 marzo, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.