Blue Sky saca pecho ante la dura competencia de Pixar y DreamWorks, ofreciendo una gran película de animación, especialmente bonita, que nos enseñará que una persona es una persona, por muy pequeña que sea.

★★★★☆ Muy Buena

Horton

En películas como ésta me olvido de la edad que tengo y vuelvo a la infancia, me dejo llevar por los colores, la música y la fantasía. Suena bastante cursi, lo sé, pero Horton ha hecho que sienta de nuevo esas sensaciones, y solo por eso me encanta. He de sincerarme, antes de verla creía que me iba a encontrar con algo parecido a Descubriendo a los Robinsons, de Disney, pero resultó ser todo lo contrario. Blue Sky saca pecho ante la dura competencia de Pixar y DreamWorks, ofreciendo una película para todos los públicos y que seguro gustará a grandes y pequeños y, precisamente, el tamaño cobra real importancia en esta película protagonizada por un elefante y unos seres diminutos llamados los Quien, los cuales habitan en una diminuta mota de polvo.

Horton nos narra, nunca mejor dicho, la historia de un elefante al encontrarse con una mota de polvo en la que descubre una ciudad habitada por diminutos seres. Horton cree necesario ayudarles y logra ponerse en contacto con uno de los habitantes de dicha ciudad en miniatura, el alcalde de Villaquien. Ambos harán lo posible para salvar la ciudad de las posibles catástrofes que pueda sufrir en nuestro mundo. Pero a Horton lo tacharán de loco y el camino hacia el lugar donde poner a salvo a los Quien no será nada fácil.

Es mi obligación decir que la película es sensacional, pero parte de éste mérito se lo llevan sin duda los actores de doblaje, eso sí, los americanos. Jim Carrey da una gran personalidad al elefante, dotándole de carisma, como él solo sabe hacerlo. En España se ha decidido que el doblador oficial de Jim Carrey (y Johnny Depp, entre otros) sea quién le ponga la voz. Hasta aquí todo bien, si no fuera porque Carrey pone la voz del personaje de animación, y el doblador español pone la voz de Carrey, por lo que la sensación es bastante decepcionante. Por lo que, una vez más, recomendaría verla en Versión Original. De esta manera tampoco os perderéis el gran doblaje de actores como Steve Carell (que no Carrel, por favor) o la genial Carol Burnett.

En aspecto visual, Horton es brillante, colorista, está realmente lleno de vida, los pelos, la piel del elefante… todo está cuidado al más mínimo detalle. Y lo mismo ocurre con el guión, que parte de la historia del famoso Dr. Seuss, que en la película ha sido genialmente adaptado con gags dedicado para los más pequeños y un humor más adulto para los padres, que se divertirán tanto o más que el hijo. Y, para no desentonar, la música de John Powell está a la altura, y llega a su punto álgido hacia el final de la película, ofreciéndonos uno de los mejores finales de la historia de la animación. Y sí, estoy exagerando, pero no lo puedo evitar.

En definitiva, Horton es una buena comedia, que te mantendrá con la sonrisa en la boca durante los escasos 86 minutos que dura el film (atentos a un personaje secundario que desata la carcajada general cada vez que aparece). Una gran película de animación, especialmente bonita, que nos enseñará que una persona es una persona, por muy pequeña que sea.
Lo mejor: Todos los personajes, desde el más grande al más pequeño.
Lo peor: El doblaje español no está a la altura.
publicado por Jesús Malpartida el 7 marzo, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.