A pesar de todos sus tópicos, la película se erige como un producto menor bastante entretenido y algo superior a la media, en un género verdaderamente sobreexplotado en estos últimos años.

★★★☆☆ Buena

Las crónicas de Spiderwick

Las crónicas de Spiderwick, adaptación de la saga literaria creada por Holly Black y Tony DiTerlizzi, llegará a nuestras pantallas el próximo 14 de marzo, con la intención de convertirse en el blockbuster de esta Semana Santa.

Dirigida por Mark Waters y protagonizada por el joven Freddie Highmore (por partida doble), Sarah Bolger, Mary-Louise Parker y David Strathairn, la película cuenta con cinco novelas que narran la historia de tres hermanos, Jared, Simon y Mallory, los cuales se trasladan de New York a una remota mansión victoriana. En ella encuentran un antiguo libro propiedad de su tío abuelo, ‘Arthur Spiderwick’s Field Guide to the Fantastical World Around You’, el cual les guiará a un mundo aparentemente invisible y mágico poblado por grifos, goblins y demás criaturas fantásticas.

¿A que os suena?

Las crónicas de Spiderwick es la enésima adaptación de un relato fantástico protagonizado por niños, género que ha sufrido una verdadera sobreexplotación estos últimos años, sobretodo a medida que el antaño costoso CGI ha dejado de ser una novedad. Gracias a ello, los efectos generados por ordenador han dejado de ser exclusiva de las grandes producciones, por lo que un amplio abanico de ofertas fantásticas han ido inundando nuestras carteleras con títulos que van desde la inacabable saga de Harry Potter a Las crónicas de Narnia, pasando por Los seis signos de la luz, Un puente hacia Terabithia o la sonadamente fallida La brújula dorada.

En este caso concreto, volvemos a encontrarnos con los habituales clichés del género, tanto estéticos como coyunturales, ya sean las (necesarias) criaturas fantásticas de turno, ya sea una inicial disgregación de la unidad familiar de la que parte la historia. A pesar de ello, Las crónicas de Spiderwick es un producto entretenido, abiertamente enfocado al público más menudo, y cuyos divertidos efectos especiales consiguen que pasemos por alto buena parte de sus tópicos.

Por contra, y como también suele ocurrir no sólo en adaptaciones de corte fantástico, sino en líneas generales, la historia se nos presenta bastante atropellada, prescindiendo de todo trasfondo o bosquejo de sus protagonistas, en una película medianamente entretenida pero fácilmente olvidable.

En fin, una más, aunque levemente superior a la media.
publicado por Oscar Martínez el 7 marzo, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.