Todo está planificado de forma que la cámara se mueve como si tuviera la enfermedad de Parkinson, resultando, según pasan los minutos, francamente desagradable. Así que, de repente, tenemos dos hechos que desagradan, la forma y el fondo.

★★☆☆☆ Mediocre

Waz

Francamente mediocre película policíaca, encuadrada de lleno en el subgénero del "Psycho killer" de turno.

Según he leído por ahí, se trata de un film que no se diferencia de otras del mismo pelo a no ser por la "estimable" dirección de Tom Shankland. Y en mi opinión, y creo que acertada, es precisamente dicha dirección la que chafa desafortunadamente cualquier buena posibilidad que tuviera de antemano esta cinta.

Y es que todo está planificado de forma que la cámara se mueve como si tuviera la enfermedad de Parkinson, resultando, según pasan los minutos, francamente desagradable. Así que, de repente, tenemos dos hechos que desagradan, la forma y el fondo. Forma por la que se narra, esto es de manera oscura, nerviosa, pero sin ágil tensión ni imaginación, y repetitiva en demasía, a pesar de contar con pocos mimbres.

Y el fondo no puede ser más nocivo y cruel, amén de pervertido y reiterativo, por lo que su metraje, que no en sí muy extenso, se antoja largo para lo que cuenta.
De acuerdo en que no aburre e incluso el espectador desea saber cómo finalizará todo, pero es más por la mera curiosidad humana que por sus virtudes, muy escasas, cinematográficas.

Su pareja protagonista, el casi siempre estimable Stellan Skargärd y la cada vez más popular Meliisa George, intentan dar empaque a sus desabridos personajes, intentado Skargärd trasmitir dolor y arrepentimiento, amén de dignidad, y George honradez. Ambos se puede decir que lo logran, pero más por sus innatas cualidades que por la labor de dirección de Shankland, que dirige el envite sin sacar provecho a los elementos con los que cuenta.

Así, al final parece que ha querido apartarse del común planteamiento de los phsycho killers, pero todo queda bastantante romo por la pobre planificación y encuadre de las escenas, siendo más el ruido que las escasa nueces.

Una cinta que no convence y sabe a bien poco, aunque haya algunos momentos intensos, algo perturbadores, como cuando Melissa George trata de atrapar al técnico del laboratorio, introduciéndose en un almacén repleto de jaulas llenas de animales para la experimentación.

Pero no es suficiente para salvar a la peli de la quema.
Lo mejor: Que no llega a aburrir.
Lo peor: Que está bastante mal dirigida.
publicado por Iñaki Bilbao el 2 marzo, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.