La película es entretenimiento puro, sin demasiadas pretensiones, a ratos demasiado infantil en los diálogos y el planteamiento y con momentos de cierta intensidad argumental y dramática.

★★★☆☆ Buena

TMNT: Las tortugas ninja

Primero fue la serie de dibujos en la televisión gallega. Aquella canción de entrada – “as tartarugas mutantes, viven nas cloacas…” – pasó a formar parte de mis melodías de series favoritas. Aunque los dibujos eran bastante malos, las diferentes personalidades de las tortugas eran suficientes para engancharse, unidas a esos malos malosos míticos, como el rinoceronte, el jabalí y el cruel Shredder.

Luego vinieron las películas con actores de carne y hueso y para los que por aquel entonces estábamos entre los 10 y los 15 años, fue una revolución. Unos pedazo tortugones a tamaño real, con más expresividad que actores como Dolph Lundgren y pegando unos saltos y unas patadas voladoras que ya le gustarían a Chuck Norris.

Hace unos meses llegó una nueva revisión de los héroes con caparazón, con animación por ordenador, nuevos adversarios y un argumento que trataba de devolver algo de esplendor a la saga. Un lavado de cara para rescatar a los personajes de siempre.

El argumento, el que sigue. En el cuartel general de las tortugas, la vida anda un poco revuelta. Leonardo lleva tiempo desaparecido en algún recóndito paraje, intentando adquirir suficientes conocimientos como para ser un buen lider. Raphael intenta canalizar su rabia persiguiendo malhechores en la noche, disfrazándose para no ser reconocido y convirtiéndose en un héroe local. Donatello da rienda suelta a su inteligencia y paciencia haciéndose cargo de un servicio de teleayuda de incidencias informáticas y Michelangello se gana el sueldo como animador en cumpleaños infantiles… disfrazado de tortuga.

Todos deberán volver a reunirse y limar sus diferencias ante una nueva amenaza para la humanidad que implica a unas cuantas estatuas vivientes, unos bichos muy feos que apenas dan juego y un chipimillonario que esconde un peligroso secreto. Bajo la batuta del maestro Splinter deberán aprender a pelear como uno solo para poder hacer frente a cualquier enemigo.

La película es entretenimiento puro, sin demasiadas pretensiones, a ratos demasiado infantil en los diálogos y el planteamiento y con momentos de cierta intensidad argumental y dramática. Por eso se hace bastante irregular, como si hubieran intentado hacer un guión medianamente serio y al recapacitar hubiesen querido rebajar el tono para adaptarlo a los más pequeños.

De todas formas, es una gozada ver a las tortugas creadas digitalmente. La producción tiene mimo por el detalle y se nota la voluntad de intentar hacer una película digna. Aunque hoy en día, hay series de dibujos que llegan perfectamente a este nivel y lo sobrepasan.

En definitiva, una oportunidad para los fans de la saga de disfrutar una vez más con sus aventuras y emular a nuestro galápago favorito. El mío siempre ha sido Michelangelo, el payaso del grupo – por supuesto –.

¿Cuál es el vuestro?

Lo mejor: Volver a disfrutar de los héroes, esta vez en formato digital.
Lo peor: Un guión muy irregular.
publicado por Heitor Pan el 29 febrero, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.