Pocas películas tienen un principio y un final tan apasionantes. El comienzo es un halago al buen gusto, y la secuencia final es apoteósica, un hito del cine. Una de las secuencias más extraordinarias jamás filmadas.

★★★★★ Excelente

Grupo Salvaje

Elprimerhombre nunca olvidará a William Holden, Warren Oates, Ben Johnson, y Ernest Borgnine, como los cuatro intrépidos forajidos de Grupo salvaje, de Sam Peckinpah, una película intachable que, como ya dije en la crítica de El Bueno, el Feo y el Malo, es otra de mis favoritas del Oeste, un género que no es mucho de mi gusto, pero ante una obra de tal calibre no hay prejuicios que valgan.

Hay muchas diferencias entre esta película y todas las demás del género. Los protagonistas son unos veteranos atracadores de bancos, ladrones que viven al margen de la ley, alejados por completo de los prototipos de los cowboys de los 50. Es un western más crepuscular y violento que cualquier otro y profundiza en el carácter de los personajes. El montaje es bastante vanguardista y se la considera una de las películas más sangrientas, según algunos críticos.

Pocas películas tienen un principio y un final tan apasionantes. El comienzo es un halago al buen gusto. Te engancha desde las letras de crédito, cuando el grupo de forajidos entra en un pueblo y pasa al lado de unos niños que juegan a echar a un escorpión a unas hormigas, siendo el presagio de lo que les va a ocurrir. Esta idea se le ocurrió a Peckinpah a raíz de una charla con Emilio Fernández, un actor mexicano que hace del general Mapache. Este le comentó, mientras charlaban sobre el guión, que cuando el grupo entra a la ciudad le recordaba cuando era pequeño, porque cogía un escorpión y lo echaba a un hormiguero y entonces las hormigas atacaban al escorpión. Al oír esto, Sam no lo dudó ni un minuto, llamó de seguida a un productor y le pidió que le llevaran sin demora escorpiones y hormigas. Entonces se puso a reescribir de inmediato la película para incluir el sensacional comienzo con las letras de crédito.

Y la secuencia final es apoteósica, un hito del cine. Una de las secuencias más extraordinarias jamás filmadas, llamada “La batalla del Porche Sangriento”. En ella la coreografía es perfecta. La cámara lenta y los disparos a discreción provocan un sentimiento intenso. Según palabras de Gordon Dawson, supervisor de vestuario, esta secuencia costó doce días en rodarla. Sólo tenían 350 uniformes militares mexicanos y reventaron 6.000. Tenían un equipo de remiendo de uniformes justo detrás de los disparos. Tapaban con una cinta los simulados agujeros de bala y la pintaban de color caqui. Después la pegaban al calentador para secar la pintura y alguien lo retocaba con guantes sucios para darle un aspecto usado. Y todo esto para volver a reventarse delante de las cámaras.

Como curiosidad, esta película compitió en su época con otro western llamado en España “Dos Hombres y un Destino”, que narraba las andanzas de Butch Casidy y Sundance Kid. Pero resultan ser dos películas muy distintas, sobre todo porque la llamada Wild Bunch (título original de Grupo salvaje) era el nombre real de la banda de forajidos que lideraban los nombrados Casidy y Kid, que curiosamente no aparecen en la película de Peckinpah.

Para acabar tengo que decir que Grupo Salvaje es una película llena de violencia estilizada, lo cual era una innovación para la época en que se filmó. Es una gran historia épica, de traición y amistad, llena de momentos de tensión. Al verla te das cuenta de que Sam Peckinpah tenía las cosas muy claras, pero también improvisaba mucho, lo cual me sorprende aún más. Como algunos le recuerdan, Peckinpah era un entusiasta e inigualable, lleno de excesos dentro y fuera de la pantalla. Al final de su carrera se autodestruyó, cayendo al mundo de las drogas, más concretamente al de la cocaína, muriendo en 1985 a los 59 años de edad. Y me quedo con lo que dijo de él una vez Harry Dean Stanton: “Era muy apasionado, motivado, un artista loco y un poeta, y le quería, la verdad”.

publicado por elprimerhombre el 20 febrero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.