La película es tremendamente emocionante. Una emotividad nacida del grandioso espectáculo que se está contemplando y que es potenciada por la excelente banda sonora. Pocas veces en un cine se pueden experimentar sensaciones tan intensas.

★★★★★ Excelente

Batman begins

Al fin llegó a nuestras pantallas una de las películas más esperadas del año. Batman es uno de mis personajes de comic favoritos así que he seguido este proyecto con especial interés. Una vez vista la película he de decir que mis esperanzas se han visto desbordadas por la realidad. Batman Begins de Christopher Nolan es una maravilla.

No desvelaré ningún detalle sobre el argumento, que narra el proceso por el que, tras ver morir a sus padres a manos de un criminal siendo niño, Bruce Wayne se convierte en Batman. Un proceso que nos es mostrado con calma pero sin lentitud (atención al montaje de toda la parte inicial) y que nos hará comprender mucho mejor los motivos que llevan al hombre a convertirse en héroe.

Una de las decisiones más inteligentes y trascendentales ha sido darle a la película un tono realista que rompe totalmente con sus predecesoras, tanto las dirigidas por Tim Burton (Batman y Batman Vuelve) como las dirigidas por Joel Schumacher (Batman Forever y Batman & Robin). Entre otros detalles podemos ver un cambio importante en el diseño de Gotham City, que deja de ser una ciudad fantástica e imposible y se convierte en una gran urbe al estilo de Nueva York y con una atmósfera cercana a Blade Runner (Nolan dice que se la proyectó a todos sus colaboradores para que se inspirasen). La dirección artística es, sin duda, uno de los platos fuertes de la película. Como parte de ese realismo los gadgets utilizados por Batman son explicados a la perfección, encajan en la historia y por ello son más creíbles que nunca.

Todos los actores están estupendos, excepción hecha de Katie Holmes que poco puede hacer con un papel que es lo más flojo del guión. Es llamativo que con tanta estrella en la película (el reparto es apabullante) nadie esté fuera de lugar, ni pretenda comerse la escena ni nada por el estilo. Christian Bale, en un papel que le consagrará ante el gran público, sabe dotar a Bruce Wayne de una humanidad sobresaliente y a Batman de un aire terrorífico (atención a su primera aparición pública). Michael Caine como Alfred y Morgan Freeman como Lucius Fox llenan la pantalla de carisma y dotan a sus personajes de un humor y una ironía exquisitos. Su relación, casi paterno-filial, con Bruce Wayne es uno de los muchos aciertos de la película. Pero tampoco quiero dejar de mencionar a Gary Oldman (Sargento Gordon), Cillian Murphy (el Espantapájaros), Liam Neeson (Ducard) y Rutger Hauer (Earle, director de las empresas Wayne), todos ellos a gran altura.

Como único elemento negativo, además de algunos detalles del personaje de Katie Holmes, mencionaré que algunas de las peleas están filmadas muy de cerca, creando una sensación de confusión seguramente deliberada pero que no me termina de gustar.

Pero quizás lo que más me ha llamado la atención es lo tremendamente emocionante que puede resultar la película. Una emotividad nacida del grandioso espectáculo que se está contemplando y que es potenciada por la excelente banda sonora obra de Hans Zimmer y James Newton Howard. Pocas veces en un cine se pueden experimentar sensaciones tan intensas. Una película, en fin, que dejará contento a todo tipo de espectador y que demuestra que cuando se deja un proyecto en manos de un director con talento e inteligencia, lo demás viene rodado.

Valoración final: 9,5 sobre 10.

publicado por Jeremy Fox el 19 febrero, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.