Un carrusel de torturas, decapitaciones e incluso trampas que recuerdan más si cabe a los juegos del puzzle. Técnicamente impecable con buen ritmo algo que demuestra el talento de trabajadores que apenas cuentan con medios.

★★★☆☆ Buena

Éxitos recientes como HOSTAL o SAW ponen la moda del terror físico donde el punto fuerte es la tortura a la que son sometidos sus personajes siendo sus argumentos del todo previsibles. Aquí tenemos la respuesta inglesa a los norteamericanos realizada casi de forma amateur por un grupo de amigos que ya realizaron juntos BLOOD RIVER o silla diabólica entre otras. Los actores a pesar de no ser rostros profesionales se muestran acertados representando la crueldad del filme a cada plano.

Un carrusel de torturas, decapitaciones e incluso trampas que recuerdan más si cabe a los juegos del puzzle. Técnicamente impecable con buen ritmo algo que demuestra el talento de trabajadores que apenas cuentan con medios.

Lo malo es que a mitad de la trama ya se adivina todo lo que va a pasar desapareciendo las sorpresas y parte de la fuerza mostrada en su primera parte llegando a una cuesta bajo impronunciable que termina estropeando lo que parecía un trabajo ciertamente notable. De todas formas no se le puede negar sus aciertos.
Lo mejor: La carnicería de los primeros minutos y las buenas interpretaciones.
Lo peor: Cae en picado.
publicado por Andrés Pons el 19 febrero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.