El Blokbuster es un tipo de cine necesario, y más si lo protagoniza el rey indiscutible de la taquilla. El público se merece pelis como ésta, son necesarias, y hechas así, salvo por un par de cosas.

★★★☆☆ Buena

Soy leyenda

Es totalmente cierto que hay actores, directores y escritores a los que les debemos más de lo que parece. Posiblemente, no seguro (es cuestión de tiempo), Will Smith sea uno de esos intérpretes.

 

No es un gran actor, pero si muy bueno, eficaz y muy resultón. Funciona bien en todo, sabe ejecutar una actuación esté en el género que esté porque entiende bien los géneros.

 

A lo que me vengo a referir con Smith y lo que le debemos  es que gracias a él, todos los veranos (o Navidades) hemos tenido un poderoso Blokbuster protagonizado por él. De algún modo cada año levanta la taquilla.

 

Todos le queremos ver. A (casi) todos nos cae bien. Es simpático, es agradable, es profesional y sabe chapurrear el español. Tiene sentido del humor y es guapo. Es una estrella nacida de la TV con un personaje que a todos nos gusta, El Principe de Bell Air; y él nunca a renegado de éste.

 

Smith es el Rey de la taquilla actual, por encima de Hanks, Damon o Cruise. Y es también, posiblemente, el actor más exitoso de la historia. Todas sus películas han sido éxitos arrolladores excepto dos (LA LEYENDA DE BAGGER VANCE y ALÍ)

Tiene pelis buenas y malas, y también pelis a reivindicar bastante subvaloradas, ejemplo es ENEMIGO PÚBLICO, magnífico Thriller George Orwellistico de Tonny Scott.

 

SOY LEYENDA es una película perfectamente ejecutada, inspirada más bien en la película EL ÚLTIMO HOMBRE… VIVO que en la homónima novela de Richard Matheson (Un hombre al que el cine americano, ahora sí, le debe la vida)

 

En un principio Smith, productor también, quería que la dirigiese el mejicano Guillermo del Toro, que rehusó porque tras EL LABERINTO DEL FAUNO quería concentrarse nuevamente en Mike Mignola y su segunda adaptación de Hellboy, que se va a llamar HELLBOY II (título predecible ¿no?)

 

Finalmente la realización cayó en manos del experimentado director de videoclips  autor de la curiosa CONSTANTINE Francis Lawrence quien, con buen pulso en una primera mitad y con peor fortuna pero aceptable ritmo en la segunda mitad, construye un relato débil a partir de la mitad de la peli, pero que se deja ver con mucha gratitud y facilidad. Hace ameno y muy entretenido el viaje.

 

El cine actual de terror está plagado de “infectados” desde que se estrenara 28 DÍAS DESPUÉS. Aquí los locos hambrientos que persiguen a Smith tienen algo de original. Tienen algo distinto a los típicos zombis de las últimas pelis estrenadas de éste tipo, éstos bichos parecen más monstruitos o mutantes, parecen salidos de un videojuego tipo Doom.

 

Ocurre que en novela de Matheson eran vampiros, de éste modo quedaba muy bien explicado porque no podía darles la luz del sol, solo diciendo que eran vampiros, el lector aceptaba que no les podía dar la luz. Punto.

Aquí vuelven a ser unos infectados por un extraño virus, como no, creado por el gobierno en secreto y del que el personaje de Smith, Robert Neville, es en parte responsable. Por culpa de un escape de este virus la isla de Manhattan es puesta en cuarentena.

Lo mejor de la peli es el arranque. Magnífico. Toda la parte que describe la rutina de Neville con su perra Sam (que debería ser nominada a Mejor Actriz, y dicho sea de paso, Optimus Prime a mejor actor) por las calles vacías y abandonadas de golpe de New York (originalmente Los Angeles)

 

La rutina de éstos dos personajes es lo más interesante de un film que pierde fuelle en cuanto aparece el personaje de Alice Braga ( nombre propio para hacer chistes en éste nuestro país) y el niño que la acompaña, que habla menos que Harpo Marx y llega a caer mal.

 

A partir de éste momento, la ciencia-ficción se convierte en cine de acción bastante flojo, aunque bien realizada por Lawrence.

 

El final es débil, soso y sentimentaloide. Entre otras cosas porque hay momentos en que te apetece que algún infectado se coma a la chica y al niño.

 

La peli es muy entretenida aunque un poco larga. No se hace pesada y tiene secuencias realmente magníficamente conseguidas. Por ejemplo, la de la estampida de ciervos del principio con la persecución en coche; o la cual en la que la perra se mete en la oscuridad de un edificio y Neville tiene que entrar a buscarla.

 

La actuación de Smith está muy lograda, con momentos de gran intensidad dramática (la muerte de Sam)(me cuesta mucho ver muerte de animales en cine, no las soporto, me duelen mucho)

A pesar de no tener nadie con quien hablar durante la primera parte del relato, Smith sostiene la película de manera notable.

 

SOY LEYENDA es un éxito absoluto en todo el mundo, esto es indiscutible. Ha triunfado, y eso es por algo. La gente ha ido a verla y le ha gustado. Todo puede que sea gracias a Smith.

 

Ésta, TRANSFORMERS, EL ULTIMATUM DE BOURNE y RATATOILLE, creo, son los verdaderos éxitos de éste año.

 

Larga vida a Will Smith.

Lo mejor: Will Smith.
Lo peor: La segunda mitad, el final y la chica y el niño.
publicado por Tyler el 16 febrero, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.