Balagueró y Plaza nos traen una peli genuinamente comercial que, aquí no hay engaño posible, no aporta nada nuevo, pero sí divierte y asusta al espectador, que no es poco.

★★★☆☆ Buena

Rec

“Un pequeño equipo de una tele local sigue por una noche las andanzas de los bomberos de la ciudad condal. Durante una de sus salidas, lo que parecía una intervención rutinaria en un viejo inmueble se irá convirtiendo poco a poco en una pesadilla plagada de zombies.”

Todo empezó en el 80 cuando Deodato tuvo que acudir a los tribunales para presentar pruebas de que los actores de su película “Holocausto Caníbal” seguían con vida. Más tarde, en el 86, John McNaughton utilizó el mismo formato de la tele realidad para rodar algunas de las escenas más escabrosas de la muy superior “Henry, retrato de un asesino”. Ya en el 99, Eduardo Sánchez y Daniel Myrick dieron en el blanco con la archiconocida “El proyecto de la bruja de Blair”. Y ahora en 2007, llega [REC] a nuestras pantallas, y no viene sola. En breve nos llegarán también películas como “Cloverfield” del televisivo J.J. Abrahams o “El diario de los muertos” de Romero, rodadas en un formato similar al falso documental. Sí amigos, la cámara subjetiva está de moda.

No soy ningún fan de Balagueró, a decir verdad lo detesto bastante. El tío parece haber nacido con una flor en el culo porque cada vez que saca peli la crítica la pone por las nubes, y no es que tenga una filmografía muy selecta, "Frágiles" y “Los sin nombre” así lo avalan. La de “Darkness” no la he visto, pero es que no la pienso ver en toda mi vida, creo que no existe una peli que me llame menos. Bueno, si quitamos las obras de Oliver Stone, claro.

Hasta ahora el único mérito de Balagueró era saber hacer pelis malas al estilo americano, pero al final ha dado en el clavo; [REC] mola. Si se ha puesto definitivamente en el buen camino o tan solo ha tocado la flauta por casualidad como el burro de la fábula de Iriarte, el tiempo lo dirá.

La peli es un festival muy recomendable para los amantes del género con varios momentos de subidón memorables, de esos que te hacen saltar de la butaca al mismo tiempo que te carcajeas, mi gozo en un pozo, diversión emocional al más puro estilo atracción de feria, vamos, aunque no todo es bueno en el filme. El guión peca de simplón, la dirección de actores es pésima (ahí queda esa presentadora repelente), y lo de cámara en mano sirve para crear sensación de claustrofobia pero no para que te creas que la acción es real, que eso no cuela en ningún momento y a medida que avanza el metraje se hace cada vez más evidente.

Balagueró y Plaza nos traen una peli genuinamente comercial que, aquí no hay engaño posible, no aporta nada nuevo, pero sí divierte y asusta al espectador, que no es poco. Cine palomitero al uso que versiona en plan zombie el cómic de Ibáñez “13, Rue del Percebe”. Yo creo que el título íntegro de la cinta podría ser: “Rec, aquí no hay quien viva”.

La frase: “Pablo, grábalo todo. Por tu puta madre.”

Lo mejor: Los momentos de subidón.
Lo peor: Esos pésimos secundarios.
publicado por Cecil B. Demente el 15 febrero, 2008
también incluída en el especial Sitges 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.