Una película bastante cruda, cortesia de Gaspar Noé, que busca provocar al espectador, cosa que sin duda logra con este film, sumergiendonos en una experiencia, que una vez vista, será bastante difícil de olvidar.

★★★★★ Excelente

Sólo contra todos

“Solo contra todos” (1998) es el primer largometraje del director argentino radicado en Francia, Gaspar Noé, quien hace un par de años atrás alcanzó cierta notoriedad debido a la polémica que causo su film “Irreversible” (2002), protagonizado por Monica Bellucci y Vicent Cassel, que contenía la famosa escena de la violación en tiempo real.

Un carnicero francés (Philippe Nahon) vive solo con su hija luego de ser abandonado por la madre de esta. Un día la niña tiene su primera regla y corre hasta la carnicería de su padre, que, al ver la sangre, cree que la pequeña ha sido violada. Este sale enfurecido de la tienda y termina agrediendo a un inocente. La niña es internada y él encerrado en prisión. Al salir, años después, intentara empezar una nueva vida junto a otra mujer que queda embarazada. Ambos se van a vivir fuera de Paris con la madre de ella. Harto de su situación familiar, su actual trabajo y agitado por pensamientos de violencia y destrucción, termina agrediendo brutalmente a su mujer. Esa misma noche se decide a retornar a Paris, donde se propone empezar de nuevo. Sin embargo, el mundo con el se que topa mientras recorre Paris en busca de trabajo lo predispondrán a la violencia.

El film es la continuación de “Carne” (1991), mediometraje realizado por Noé, en el cual se contaba la historia del carnicero hasta un poco después que es liberado de prisión. Es en este punto que se retoma la historia, no sin antes realizar una pequeña introducción, para quienes no han visto el mediometraje, acerca de lo acontecido previamente en la vida del carnicero mediante el uso de fotografías y la narración del mismo protagonista.

Para quienes han visto “Irreversible” o “Carne”, saben que definitivamente Gaspar Noé es un director al cual le gusta provocar. En ambos films se puede apreciar una evidente violencia física y psicológica, cosa que vuelve a repetirse en esta película. El carnicero no es más que un tipo que reúne todos los tipos de prejuicios existentes además ser un personaje extremadamente violento e inestable. El tipo es homofóbico, racista, no tiene inconveniente alguno en pegarle a las mujeres, que queda demostrado en una de las escenas más fuertes si no la más fuerte del film, y para coronar todo, también asume que desea sexualmente a su hija autista. Odia todo y a todos, inclusive se odia si mismo. Es un personaje patético, que se encarga de hacernos ver su modo de ver el mundo.


La verdad es que la película contiene pocos diálogos, el carnicero habla poco pero piensa bastante, por lo que son sus pensamientos los que escuchamos mayormente en el film. Sus pensamientos dejan entrever que es alguien quien es incapaz de visualizar alguna forma de remediar sus problemas, sino que muy por el contrario, se encarga de pensar que se encuentra en una espiral de la cual no puede escapar. Cada situación, a la que se ve enfrentado, no hace más que hundirlo más en su desgracia, no debido a que sean situaciones sin solución alguna, sino debido a su oscura forma de ver las cosas. Para el no existen situaciones intermedias, o es blanco o es negro, y en su caso prácticamente todo es negro. Según su modo de ver las cosas, ni la familia, ni los amigos, ni la sociedad están ahí para ayudarlo, todos quieren algo y todos actúan solo por interés, es por eso que el hombre debe valerse por si mismo para sobrevivir en el mundo, el hombre y su moral, moral cuya bandera es la violencia.

La historia no es exactamente lineal, sino que más bien se muestran fragmentos de los acontecimientos que va experimentando el carnicero, todo esto acompañado de sus reflexiones acerca del mundo y sus habitantes, que a ratos disgusta escuchar, mientras que en otras ocasiones, uno puede llegar a entender lo que motiva tales pensamientos sin que necesariamente uno este de acuerdo con lo que expresa.

El protagonista se presenta casi como una victima de las circunstancias, con lo que pretende justificar cada una de sus acciones, aunque hay dos hechos puntuales, que son verdaderamente injustificables y que por lo demás, son retratados de forma bastante cruda.
Si bien gran parte de la acción transcurre en Paris, no hay que esperar que dentro de los escenarios escogidos por el director, aparezcan algunos de los pintorescos parajes tan característicos de esa ciudad. Muy por el contrario, Noé filma en lugares de aspecto deprimentes, en lo posible con poca presencia de color, que conforman la atmósfera angustiante e incómoda que caracteriza al film.
Con el fin de sobresaltar al espectador, el director se encarga de efectuar primeros planos inesperados, acompañados de efectos sonoros, en los momentos menos esperados.

La crudeza con que se exponen los temas pareciera ser la carta de presentación de Gaspar Noé, crudeza que difícilmente es para consumo masivo. En este film, a diferencia de “Irreversible”, tiene la decencia de por lo menos advertirnos, que si preferimos, tenemos 30 segundos para abandonar la sala, o en este caso apagar la tv, debido a lo fuerte que pueden ser las escenas que vienen a continuación. El director juega con el morbo del espectador, y la verdad es que la advertencia en ningún caso esta demás. El cierre de la película no es menos sórdido que lo visto previamente, lo que cierra un film bastante redondo, pero que a más de alguien le puede resultar chocante, ya sea por los actos cometidos por el protagonista, o por el discurso que predica.

Buen film, con una excelente actuación Philippe Nahon, actor que ha participado en todo tipo de films, ya sea como protagonista o actor secundario. A pesar de la gran cantidad de "diálogo" que posee el film, en ningún momento es aburrido, lo que es debido recordar, es que la forma en que se nos presenta la historia, que es una verdadera cruzada de violencia, lograra que una vez visto el film, sin duda será difícil de olvidar.
publicado por Christian Sandoval el 10 febrero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.