Uno de los peores pastiches de monstruos que jamás se han rodado. Lo único que lo salva de la quema es ese tono camp e ingenuo que tiene y que cae simpático.

★★☆☆☆ Mediocre

Los monstruos del terror

El planeta Ummo tiene los días contados, así que sus paisanos envían a la Tierra al malvado doctor Odo Varnoff con la misión de acabar con la humanidad y dejar vía libre a la mudanza. Como los seres humanos somos una raza cobarde y supersticiosa, el plan de estos okupas espaciales consiste en revivir a los monstruos clásicos de los filmes de la Universal y con su ayuda, dominar el mundo. Para ello echarán mano de “Anthologie of the Monsters”, una amena guía de tumbas y criptas secretas donde se indica el paradero de Drácula, el Hombre Lobo, la Momia, el Golem y el monstruo de Frankenstein. Hacer de mad doctor a jornada completa puede ser agotador, así que el tal Varnoff aprovechará la noche para hacer algo de turismo y ponerse morado viendo lo jamonas que están las terrestres, cosa que le hará decidirse a formar un ejército de macizas esclavas a su servicio.

Esta es una coproducción española, alemana e italiana, y me preguntó yo; ¿para qué coño se juntan tantos países si esto tiene menos presupuesto que el vídeo de mi comunión? La película fue rodada en seis días por tres directores distintos, el nombre de Drácula nunca aparece en el filme para no tener que pagar derechos de autor, y lo mismo pasa con Frankenstein, al que maquillan el nombre y lo llaman el monstruo de Faransan, aunque la peor parte se la lleva el Golem, que al final ni sale. El Hombre Lobo, como no podía ser de otra manera, está interpretado por Paul Naschy en una de sus muchas encarnaciones de Waldemar Daninsky.

Como curiosidad, decir que el personaje de Waldemar ha aparecido en más de diez películas con diferentes orígenes y motivaciones, y en diferentes épocas y situaciones, pero conservando siempre la cara de Naschy y la maldición de la licantropía.

Volviendo al filme, el guión es torpe y repleto de diálogos artificiosos y rimbombantes que los actores recitan como quién lee la carta en un restaurante, el maquillaje y los efectos son cutres y ridículos, cosa que se nota sobremanera en ese Frankenstein de paso vacilante y ojos entrecerrados que parece un borracho de pueblo, y esa Momia con aspecto de chino al que han picado las abejas.

Este puede ser, en definitiva, uno de los peores pastiches de monstruos que jamás se han rodado, y lo único que lo salva de la quema es ese tono camp e ingenuo que tiene y que cae simpático.

La frase: “La llamaremos Ilanka, será la primera de un grupo de hermosas mujeres que obedecerán ciegamente mis órdenes.”

Lo mejor: Lo alucinógeno e ingenuo de la propuesta.
Lo peor: Sigue al pié de la letra el Ed Wood Working System, según el cual ninguna toma es suficientemente mala y nunca vale la pena pararse a pensar.
publicado por Cecil B. Demente el 7 febrero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.