Un patriótico padre en busca de la verdad que finalmente reflexiona sobre el estado mental y político del Goliat en que vive. En el Valle de Elah es la prueba de que este 2008 puede ser un verdadero año de cine.

★★★★☆ Muy Buena

En el valle de Elah

En la historia bíblica de David y Goliat, un fuerte monstruo -Goliat- retaba a un pueblo al otro lado del valle para que luchara con él, y varios de sus habitantes se atrevían, pero sin embargo ninguno conseguía vencerlo. Un día apareció David, que con su ingeniosa estrategia consiguió derrotar a Goliat, no acercándose, sino con una simple honda y una piedra. Es sabido por todos que los Estados Unidos siempre han sido simbolizados, políticamente hablando, como Goliat, un tipo fuerte y poderoso que únicamente ataca con sus inútiles poderes físicos y no con su cabeza. La guerra de Vietnam ya fue simbolizada como este enfrentamiento, donde el pueblo vietnamita representaba David y los mencionados Estados Goliat. Y esto, como, desafortunadamente, con el tiempo no ha cambiado, sigue haciéndose con la actual guerra de Irak.

Brian de Palma nos mostró con un duro realismo la vida de los soldados en esta última guerra en el magnífico falso documental Redacted. Ahora, después de éste y varios intentos por reactivar la conciencia USA, como Redford con sus leones y corderos, llega el director de la estupenda y galardonada Crash, Paul Haggis, para mostrarnos cómo vuelven esos soldados de Irak y en qué y por qué se han convertido en seres prácticamente inhumanos. Con una interpretación sobrecogedora y soberbia de Tommy Lee Jones, el film avanza con un prodigioso ritmo más lento que veloz; es un discurso sobre el mal y lo inútil de la guerra, sobre un patriótico padre en busca de la verdad que finalmente reflexiona sobre el estado mental y político del Goliat en que vive (magistral y memorable el último plano de la película). Charlize Theron nos brinda otra de sus grandes interpretaciones, poniéndose a la altura del gran protagonista y perfectamente dotada de puro humanismo, al igual que la siempre sensacional Susan Sarandon, que en breves apariciones nos encoge el corazón a todos.

Y es que detrás de una trama policíaca y un terrible drama familiar, se encuentra una feroz y ya mencionada crítica a la política de uno de los países más poderosos del mundo, con secuencias brillantemente llevadas a cabo y cinematográficamente maravillosas que nos llegan al corazón y la conciencia. Quizás lo único que podemos tachar a esta magnífica película es la cantidad de personajes que aparecen en un visto y no visto y que, sin embargo, podrían haber dado mucho más de sí (a consecuencia de esto, hay algunas escenas de las cuales yo, personalmente, prescindiría), aunque no en este drama intimista. Llena de realismo, con un guión prácticamente perfecto y unas interpretaciones de Oscar, En el Valle de Elah es la prueba de que este 2008 puede ser un verdadero año de cine, pues, sin duda, es un comienzo excepcional.

Lo mejor: Tommy Lee Jones y un soberbio plano final.
Lo peor: Algunas escenas y personajes bastante prescindibles.
publicado por Ramón Balcells el 3 febrero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.