Clichés típicos americanos en una comedia que no aporta nada nuevo al género, resultando insusa y de lo más previsible. Huir ahora que podéis.

★☆☆☆☆ Pésima

Escuela de pringaos

La verdad es que esperaba mucho más de Todd Phillips en su regreso a la alocada comedia americana tras la infravalorada Road Trip, pero Escuela de pringaos no resulta más que una chorrada en forma de película. Pasará por las taquillas sin pena ni gloria (salvo para su público objetivo) e irá directamente a las estanterías de nuestros videoclubs donde probablemente disfrutará de mayor éxito en forma de algo que alquilar un sábado por la tarde.

Sólo con el título, -como siempre otra pésima traducción- podemos augurarnos que nos espera. Cierto es que no buscas una obra maestra en este tipo de películas, pero un mínimo de entretenimiento e ingeniosos gags que te ayuden a desconectar durante 90 minutos. Y eso es lo que le falta a este largometraje. Con un humor de lo más tópico, el film se desarrolla a lo largo de un guión tonto sin ninguna chispa ni comicidad. Solo la interpretación de Billy Bob Thornton -con la voz del Dr.House- y un cameo de Ben Stiller es lo más reseñable de este truño carente de gracia.

El personaje principal rebosa estupidez e indiferencia a partes iguales, sin ninguna escena divertida; cosa que si logran en sólo un par de ocasiones algunos secundarios. Clichés típicos americanos en una comedia que no aporta nada nuevo al género, resultando insusa y de lo más previsible. Huir ahora que podéis.
Lo mejor: Billy Bob Thornton, el cameo de Ben Stiller y algunos simpáticos secundarios.
Lo peor: Todo lo demás, incluyendo al sosísimo protagonista de la historia.
publicado por Jaime Martínez el 3 febrero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.