Una película sencilla que usa elementos distractores para enredarla, hacerla más compleja y sobrevalorarla más de lo que realmente debería ser.

★★★☆☆ Buena

Michael Clayton

He sostenido en muchas ocasiones que voy a ver a un filme con la información mínima de esta, con lo estrictamente necesario pues considero que escuchar o leer comentarios previos hace permear tu propio criterio. Sin embargo, tan solo el hecho de saber la gran cantidad de nominaciones alcanzadas generó altas expectativas. Aunque reconozco también que cosas como el hecho de ser la ópera prima de Tom Gilroy reconocido guionista de Hollywood con obras significativas como las de El Mito de Bourne de 2004 y El Ultimátum de Bourne del año pasado y la participación de excelentes actores encabezados por Tom Wilkinson y Tilda Swinton le ayudaron aún más.

 Lo más molesto de Michael Clayton es la capacidad inmensa de enredar la trama a través de un lenguaje de nivel alto, con un libreto que se hace pesado y en ciertos puntos agotador, en lo que podemos llamar un cinta cuyo argumento no tiene nada de innovador y cuya trama se puede desmenuzar muy fácilmente. La estrategia que se usó fue intentar crear de lo ya creado, un guión “inteligente” de un tema especializado para pretender llegar a unos espectadores con un gusto más refinado y exquisito. Sin embargo en su trasfondo no hay tal y la trama es simple y hasta fácil de suponer, ya que desde el inicio nos enmarca la importancia que tendría el papel de Karen Crowder interpretado por Tilda Swinton.

Michael Clayton utiliza a parte de los diálogos complejos y pesados, el tiempo como herramienta para incrementar una intringülis sencilla que se da inicio en el deselance de la misma, recae en un larguisimo flashback, vuelvo a su punto inicio hasta desencadenar lo que desde el principio con aquellas primeras imágenes de una Tilda Swinton grande, hacía suponer. Swinton a lo largo del metraje nos regala una gran muestra de interpretación que la convierten para mi en lo mejor de la cinta y que la hacen justa merecedora a la nominación como Mejor Actriz de Reparto.

El principio de la película realmente es bueno, como también la fotografía gracias a la excelente selección de escenografías naturales comenzando por New York y oficinas reales de los más importantes bufetes de abogados de esta ciudad. Pero en el flashback se usan historias y momentos distractores para alargar su final. A medio camino esto se hace evidente con un cantidad de detalles que no son más que insignificantes y que terminan por cansar al espectador. Esto es sin duda, un arma de doble filo pues hace suponer que el final nos traerá una explosión de momentos definitivos y vibrantes, pero lo cierto es que nada de esto ocurre y más que la “elegancia” como muchos han llamado el final de Michael Clayton, para mi no es más que un final simple que se destaca nuevamente repito, por la actuación de Tilda Swinton. El hecho de no tomar partido por un bando u otro con un final calculador, es lo menos que se puede esperar de una película que a lo largo de su metraje se destaca por esta típica caracterísitca de los thrillers que se envuelven en el mundo del derecho, sus leyes y las ambiciones de quienes las manejan. Me cuesta reconocer lo brillante en este aspecto que algunos críticos han señalado.

A pesar todo lo anterior, la película no deja de ser interesante gracias a momentos lúcidos que la salvan notoriamente. Es un inicio bastante prometedor el de este guionista que irónicamente falló en su guión justamente, pero que se perdonan por el hecho de ser su ópera prima. Además se hizo evidente el deseo y la ambición por mostrarnos un filme arriesgado y moderno que aunque falló resulta total y absolutamente válido.

Lo mejor: La actuación de Tilda Swinton.
Lo peor: El Libreto.
publicado por Sandra Ríos el 31 enero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.