La nueva aventura cinematográfica de Mortadelo y Filemón pasará a la historia no sólo por la gran taquilla que pueda hacer, sino por ser una de las peores películas del cine español en décadas.

★☆☆☆☆ Pésima

Mortadelo y Filemón: Misión Salvar la Tierra

Somos muchos los que opinamos que el buen cine comercial está en peligro de extinción, como el lince ibérico, y es que dar con un film digno que atraiga a las masas es muy complicado. Uno de los casos más recordados en el cine español es el de La Gran Aventura de Mortadelo y Filemón, en la que Javier Fesser supo recoger y transmitir la esencia de los personajes de Ibáñez, su humor y su punto surrealista.

Tan buenos y divertidos recuerdos contrastan con la sensación de angustia y desazón que provoca en cualquier amante del cine la segunda incursión de Mortadelo y Filemón en la pantalla grande. Y es que al tener un referente tan claro, la pregunta que nadie atina a responder es ¿por qué Miguel Bardem lo ha hecho tan rematadamente mal? En su afán por copiar el estilo de Fesser, Bardem se ha pasado tres pueblos, y lo que antes eran pequeños y sutiles detalles del surrealista mundo de Ibáñez, ahora se han convertido en grotescas imitaciones que pueblan cada fotograma. El espíritu de los personajes es pisoteado y denigrado hasta extremos inimaginables. El humor de Fesser, simple y de gran ingenio a la vez, desaparece aquí por completo en favor de un conjunto de chistes malos y gags de un pésimo gusto, que permiten eso sí el téorico lucimiento de sus dos protagonistas. Y es que hay secuencias creadas con el único propósito de ofrecer una excusa para la exhibición de Eduard Soto (auténtica catástrofe burricalva) o Pepe Viyuela. Pero no querido y temeroso lector, aún hay más, y es que por si fuera poco el patético espectáculo que es la película de inicio a fin, Bardem se atreve con un par de guiños cinéfilos. Sin duda, Billy Wilder debe estar ahora mismo revolviéndose en su tumba por tan horrible profanación.

La nueva aventura cinematográfica de Mortadelo y Filemón pasará a la historia no sólo por la gran taquilla que pueda hacer, sino por ser una de las peores películas del cine español en décadas. Y es que en el 50 aniversario de estos entrañables personajes, no se podría haber ideado una celebración peor. El pobre Ibáñez debe estar tirándose de los pelos, de los pocos que le quedan claro.

     

  

Lo mejor: Absolutamente nada.
Lo peor: Absolutamente todo.
publicado por Francisco Bellón el 24 enero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.