En un tono tranquilo y reflexivo cuenta cosas verdaderamente terribles invitándonos a pensar en una realidad que asusta.

★★★☆☆ Buena

En el valle de Elah

Estados Unidos es un extraño país en el que cualquier persona puede comprar un arma en un supermercado, donde el mundo se divide en “buenos y malos”, un lugar en el que si no tienes dinero no tienes derecho a un médico, un lugar donde se tortura a prisioneros que ni siquiera han tenido un juicio y donde se mata mediante una inyección letal a aquellos que antes también habían matado, y este país pretende “democratizar” a otro país llamado Irak a base de bombas, muerte y destrucción.

De esta delirante situación, nace esta película, basada en un hecho real, dirigida y escrita por Paul Haggis, guionista de Million Dollar Baby y director de la estupenda Crash, por la que ganó un oscar.

Hank (Tommy Lee Jones), veterano de guerra americano, comienza a investigar la desaparición de su hijo Mike (Jonathan Tucker), soldado destinado en Irak que al volver a su país, se ausenta sin permiso durante varios días de su base. Con la ayuda de la detective Sanders (Charlize Theron) la verdad sobre el muchacho irá saliendo a la luz poco a poco.

Esta es una nueva mirada al conflicto, que se centra en los comportamientos y trastornos que sufren los soldados que vuelven de Irak, y es que las víctimas de una guerra no son sólo los que mueren en ellas, los daños emocionales que puede sufrir una persona sometida a una situación extrema como esa pueden ser imprevisibles y brutales, como pudimos con aquellas famosas imágenes de soldados diviertiéndose mientras torturaban prisioneros que dieron la vuelta al mundo.

La película de Paul Haggis habla de todo esto centrándose en el caso de un soldado que tras unos días desaparecido aparece asesinado de manera brutal, la investigación de su muerte, llevará su padre y a una policía a ir conociendo poco a poco los hechos que acabaron con su vida.

Los actores, están todos correctos, incluida Susan Sarandon en su pequeño papel; el protagonista,Tommy Lee Jones, nominado al oscar por este papel, realiza una interpretación comedida y realista, no es un papel de los que hacen lucirse a un actor y Charlize Theron interpreta a una policía ninguneada por sus compañeros por ser demasiado guapa, que tiene que demostrar su valía, algo que conseguirá con este caso.

En el Valle de Elah es una película muy bien contada que nos va dando, de manera inteligente, pequeñas dosis de información antes de llegar a conocer toda la verdad que se desvelará al final, todo ello, en un tono tranquilo y reflexivo para contar cosas verdaderamente terribles invitándonos a pensar en una realidad que asusta, algo a lo que en Europa estamos más acostumbrados que en USA, donde la verdad sobre este conflicto se oculta bajo un halo de patriotismo y egocentrismo absoluto.

La película tiene mucha calidad, y aunque cinematográficamente no destaca excesivamente, el tema que trata es tan importante y tan necesario es hablar de él, que se convierte en una película imprescindible.
Lo mejor: El guión de Paul Haggis.
Lo peor: Que todo lo que cuenta esté pasando de verdad.
publicado por Patricia Pérez el 25 enero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.