Guión muy visto por lo que recae todo el trabajo en el duelo Banderas/Neeson. Formidablemente sacan a la superficie ésta pelicula en un trabajo magistral de actores

★★★☆☆ Buena


Es inevitable la comparación de éste film con la obra maestra que protagonizó Richard Gere, llamada Infiel. En términos paralelos sus quince primeros minutos son idénticos. Pero después viene la variante y es lo más destacable de éste film. Lo más importante está en el papel de cada uno de los protagonistas. Y aquí hablo de Liam Neeson y Antonio Banderas.

La mujer de Peter (Liam Neeson), Lisa (Laura Linney) es una afamada diseñadora de zapatos. Siempre está de viaje de un sitio para otro. Sin embargo, la siguiente escena después de un viaje es a Liam Neeson quitando la ropa de su mujer de los armarios y sus sábanas. ¿Que ha pasado?

Su mujer ha dejado el móvil y su ordenador portátil en casa. Es entonces cuando recibe un mensaje de voz al móvil de ella. Una persona le implora verla. La necesita. Es un mensaje muy romántico. Entonces Peter entra en su correo y ve mensajes subidos de tono a nombre de un tal Ralph.

Peter estalla en cólera y contrata a una persona para que investigue la Ip, dirección, etc… Es entonces cuando en unas fotos privadas bajo contraseña, Peter encuentra el rostro de Ralph (Banderas). Fotos intimas en un hotel con la mujer de Peter desnuda por completo. Ésto altera a Peter y se dispone a viajar a Milán para eliminar a Ralph…



El guión es pobre y trillado hasta la saciedad. Pero destacamos ante todo el papel de Neeson y Banderas. Y es que Banderas, lleva varias películas que no da pie con bola. Su ultimo trabajo en Holliwood, The Code, con Morgan Freeman, no solo fue un fracaso, sino que fué un plomazo. En cambio parece que ha vuelto a levantar cabeza. Su papel es el de un mentiroso con mucha labia, capaz de engatusar a cualquier dama y hacerle creer que es un ricachón. Y es que en realidad trabaja como portero de un bloque rico. Utiliza las llaves de los que están ausentes para hacer creer que son apartamentos suyos. He de decir que su papel es genial.

Y ahora voy con Liam Neeson, un actorazo como la copa de un pino, haga un pelotazo o haga una pelicula menor. Y es que me encanta verlo cabreado. Ya después de haber visto Taken (Venganza), ver a Neeson a punto de estallar da mucho juego. Y son memorables sus momentos intensos con Banderas.

Grandes son las escenas en sus batallas particulares de ajedrez, mientras Banderas le cuenta como se ligó a su mujer sin que éste sepa que Neeson es su marido. Ver a Neeson cómo escucha atento y enardecido por dentro intentando disimular, no tiene precio.




Y en resumidas cuentas, es un film cuyo final no te esperas y eso enriquece mucho ésta película que ha sido muy alta por las labores actorales. Y es que el peso del film recae sobre el duelo Banderas/Neeson con un magistral resultado.


La Frase: "-Es una elección. No un juramento. Conoces a alguiente, te enamoras, tienes la oportunidad… y haces una elección"
"-Yo te elegí a tí."
"-Te amo, ¿Lo sabes?" (Lisa (Laura Linney) a Peter (Liam Neeson) )


Lo mejor: El duelo de ajedrez. Neeson en cólera.
Lo peor: Un guión muy visto.
publicado por Dani Martín el 4 agosto, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.