No es nada del otro mundo, pero al menos resulta más entretenida que el resto de películas fantásticas y de aventuras protagonizadas por niños repelentes.

★★★☆☆ Buena

La Búsqueda: El Diario Secreto

Dirigida por Jon Tuntertaub y protagonizada por Nicolas Cage, John Voight, Ed Harris, Harvey Keitel, Diane Kruger, Helen Mirren, Bruce Greenwood y Justin Bartha, hace unas semanas llegó a nuestras carteleras La búsqueda 2: el diario secreto, película con la que Disney volvía a traernos las aventuras del buscatesoros Ben Gates.

En esta ocasión, Gates se verá envuelto en una increíble aventura surgida a raiz del hallazgo de una de las páginas perdidas del diario de John Wilkes Booth, el asesino de Abraham Lincoln; según dicha página, el tatarabuelo de Ben pasaría de ser un mártir de la causa americana a ser señalado como uno de los conspiradores del magnicidio, por lo que Ben Gates tratará de probar la inocencia de su ancestro en una aventura que le llevará a recorrer el mundo hasta encontrar una de las más famosas ciudades perdidas de la civilización precolombina.

En definitiva, más de lo mismo, con todo lo que ello conlleva.

Tal y como ocurriera con su primera entrega, La búsqueda 2: el diario secreto sigue sonándole a un servidor como un Indiana Jones de categorías inferiores, en la línea de la saga de La momia aunque sin su inherente encanto egipcio, tanto por la diferencia abismal que separa a Harrison Ford de Nicolas ‘No llevo tupé’ Cage, como por el propio tratamiento de la historia. Y es que tratar de realizar un guión consistente a la par que variado a partir de la historia de una nación tan joven como Estados Unidos, se le antoja a uno una tarea harto quimérica, por no decir rocambolesca.

A pesar de ello, La búsqueda 2: el diario secreto resulta bastante entretenida si uno se dispone a verla sin demasiadas expectativas y pasa de largo tanto su exaltamiento patriótico como su aire descaradamente familiar, en el que la familia Gates al completo aunará fuerzas dejando a un lado sus diferencias personales para embarcarse en una aventura que a un servidor le ha recordado muchísimo a los míticos Goonies, aunque tampoco sabría decir muy bien por qué.

Dos minutos en París, cinco en Londres y más de hora y media en Estados Unidos recorriendo desde el monumento a Abraham Lincoln a la Biblioteca del Congreso, pasando por el despacho oval en una de las escenas más tristes de la cinta, Ben Cage irá deshilvanando los diferentes enigmas que le conducirán a un sucedáneo de Atlantis a través de secuencias mezcla de acción, comedia (al menos, supongo que ésa era la intención de los guionistas) y situaciones completamente imposibles, que consiguen mantener en mayor o menor medida la expectación del espectatdor, al menos, hasta su media hora final, que ya resulta totalmente cansina.

Y es que ni Nicolas Cage se antoja un actor capaz de sostener por sí mismo una película de este tipo, ni los entresijos de la historia de Estados Unidos interesan en demasía al espectador a excepción de los propios norteamericanos, por lo que la película resulta en algunas ocasiones bastante monótona a pesar de su trepidante ritmo. Por otro lado, el desaprovechamiento del personaje interpretado por Ed Harris es una de las mayores lacras de La búsqueda 2: el diario secreto, pues su papel bien podría o desaparecer en beneficio de un metraje más llevadero, o concederle una mayor presencia, pues el actor de New Jersey eclipsa al resto del reparto con su sóla presencia.

En fin, nada del otro mundo, pero tampoco resulta insultante. ¿Qué esperábais?
publicado por Oscar Martínez el 14 enero, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.