Una primera mitad de metraje verdaderamente atrayente, una suerte de retrato costumbrista de la Inglaterra obrera de los ochenta.

★★★★☆ Muy Buena

Dirigida por Shane Meadows e interpretada por Thomas Turgoose, Stephen Graham, Jo Hartley, Andrew Shim, Vicky McClure y Joseph Gilgun, This is England ha sido una de la películas más aclamadas por la crítica británica, además de obtener el Premio a la Mejor Película en la pasada edición del British Independent Film Awards.

La película nos sitúa en la Inglaterra Thatcheriana de 1983, y los colegios están de vacaciones. Shaun, de 12 años de edad, es un niño solitario que crece en un pueblo costero muy gris, cuyo padre ha muerto en combate en la guerra de Las Malvinas. En el transcurso de esas vacaciones, encuentra nuevos modelos masculinos cuando le adoptan los skinhead locales. Con sus nuevos amigos, Shaun descubre un mundo de fiestas, conoce su primer amor y descubre los encantos de las botas Dr. Martens. Es entonces cuando conoce a Combo, un skin racista bastante mayor que él, que acaba de salir de la cárcel. Mientras la banda de Combo acosa a las minorías étnicas locales, todo parece preparado para el arranque de un proceso de maduración que llevará a Shaun de la inocencia a la experiencia.

Poniéndonos puntillosos, podríamos decir que This is England es una mezcla de la estética de Trainspotting (a pesar de estar ubicada una década después) y la trama de American History X. De hecho, la cuarta película de Shane Meadows tiene bastantes (e inevitables) puntos en común con esa pequeña maravilla que Tony Kaye dirigiera en 1998, tanto en la propia correlación de los acontecimientos como en sus muchos simbolismos.

Comparaciones odiosas aparte, This is England es en verdad una gran película, aunque tampoco la maravilla que algunos críticos británicos han querido ver: la historia no aporta ninguna novedad en sí misma, si bien la ambientación está muy lograda, con esas zonas industriales como telón de fondo, la música reggae, la guerra de las malvinas y la Dama de Hierro en los televisores… Pero seamos realistas, toda degeneración del ensalzamiento patrio en pro del racismo contiene los mismos elementos, ya se llame nacionalsocialismo, fascismo, nazismo, franquismo o nacionalcatolicismo, por lo que el discurso de This is England pierde parte de su encanto al resultar ya consabido. Por contra, lo que sí nos ofrece la película de Shane Meadows es el contrapunto del skinhead original, encarnado en los personajes de Woody y Milky.

Así pues, This is England está muy bien llevada y, sobretodo, resulta muy amena, con una primera mitad de metraje verdaderamente atrayente e interesante, una suerte de retrato costumbrista de la Inglaterra obrera de los ochenta que, por desgracia, pierde (algo de) fuerza con la llegada de Combo, no porque su personaje carezca de interés, sino por el mero hecho de que no aporta ninguna novedad.

De todos modos, se trata de una película bastante redonda.
publicado por Oscar Martínez el 14 enero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.