Técnicamente perfecta, pero totalmente carente de alma.

★★★☆☆ Buena

Expiación: Más Alla de la Pasión

Expiación es la nueva película de Joe Wright, director de Orgullo y prejuicio, y su segunda colaboración con Keira Knightley. Además de la actriz británica, la película cuenta en el reparto con James McAvoy, Saoirse Ronan, Romola Garai, Vanessa Redgrave, Brenda Blethyn, Juno Temple, Patrick Kennedy y Benedict Cumberbatch.

Basada en la novela de Ian McEwan, la película empieza en Inglaterra un día de 1935, el más caluroso del año. A pesar de la creciente amenaza de la II Guerra Mundial, Briony Tallis y su familia viven como auténticos privilegiados en su enorme mansión victoriana neogótica. Toda la familia se reúne para el fin de semana, pero el opresivo calor y las emergentes emociones reprimidas crean una soterrada sensación de peligro. Briony, una escritora en ciernes, es una chica con mucha imaginación. Una serie de catastróficos malentendidos hace que acuse a Robbie Turner, el hijo del ama de llaves y amante de su hermana Cecilia, de un crimen que no ha cometido. La acusación destruye el amor naciente entre Robbie y Cecilia, además de cambiar dramáticamente el curso de sus vidas.

Dividida en tres segmentos de irregular duración, Expiación ha recibido grandes halagos por parte de la crítica internacional, hecho que le ha concedido nada más y nada menos que siete nominaciones a los Globos de Oro. Por desgracia, al menos a mí parecer, debo decir que la nueva colaboración entre el director Joe Wright y la actriz Keira Knightley tampoco es precisamente para echar cohetes.

Como decía, la película se divide en tres fragmentos claramente diferenciados, el primero de los cuales es sin duda el más preciosista y extenso, con una ambientación verdaderamente digna de mención y un dilatado plateamiento muy bien conducido, además de ser el único momento en el que el affair amoroso entre los dos protagonistas, detonante de los sucesos venideros, tiene algo de verdadera pasión recorriendo sus venas.

Tras ello, Keira Knightley desaparece durante casi todo el resto del metraje, centrándose la trama en el deambular de James McAvoy por la Europa asediada por el III Reich: es en esta segunda parte, a pesar de su gran ambientación de un Londres destruido por el Blitzkrieg, donde la película hace aguas, diluyéndose en un sinsentido que pretende ahondar en el tiránico destino sufrido por el(los) protagonista(s) a causa de una rabieta infantil. Ya en el tramo final, el tercer fragmento nos sitúa en la actualidad, donde una ahora anciana Briony Tallis confiesa sus pecados de juventud y argumenta el por qué de su novela, en un giro algo edulcorado pero que logra despertar al espectador del tedio del tramo central de la película.

Así pues, Expiación, al que la distribuidora de turno le ha añadido la rimbombante coletilla de Más allá de la pasión, resulta una gran adaptación cinematográfica, con una ambientación, vestuario y fotografía dignos de mención, amén de la excelente banda sonora de Dario Marianelli, pero cuya historia carece completamente de la supuesta pasión que debería erigirse como leitmotiv de la película.
publicado por Oscar Martínez el 14 enero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.