La Búsqueda: El Diario Secreto es una entretenida película de aventuras sin pretensiones siempre que el espectador decida tomársela a broma, porque juzgada seriamente, tiene tantas inconsistencias y barbaridades que no habría por donde cogerla.

★★☆☆☆ Mediocre

La Búsqueda: El Diario Secreto

Cuando hablamos de un aventurero, de un buscador de tesoros, a todos se nos viene a la memoria la figura de un hombre con látigo y sombrero. Frente a esa idea, nos encontramos ahora a un Nicolas Cage que parece ir siempre con un pincel, y que es capaz de cualquier cosa sin que su estudiado tupé pierda consistencia.

Vuelve Ben Gates, y para todos aquellos a los que este nombre no les diga nada, se trata del personaje protagonista de La Búsqueda (afortunadamente en Disney España son conscientes que el título de Tesoro Nacional de la primera parte aquí no habría gustado nada). En esta ocasión nuestro héroe inicia una cruzada por devolver el buen nombre a su familia, recuperar a su chica, demostrar lo maloso que es el personaje de Ed Harris, todo ello sin despeinarse ni perder ese aire tan pretendidamente juvenil. Lo mejor que se puede hacer al ir a ver La Búsqueda es con la mentalidad de tomársela a cachondeo, para poder así pasar un rato divertido, más que por el film en sí, por la cantidad de barbaridades que comete. Sólo las breves apariciones del personaje de Helen Mirren dan a la película momentos de verdadero humor, más que todas las payasadas de un Nicolas Cage pasado de rosca (lamentable la discusión con Diane Kruger en el Palacio de Buckingham). Lo que más molesta de la cinta (aparte de su guión plagado de errores y brabuconerías) es la exaltación patriótica que hace de los valores, historia y espíritu americanos, con algunos momentos esperpénticos y surrealistas. Ya se sabe que cualquiera con dos dedos de frente y un florero en las manos puede andar por el despacho de la Reina de Inglaterra como Pedro por su casa.

La Búsqueda: El Diario Secreto es una entretenida película de aventuras sin pretensiones siempre que el espectador decida tomársela a broma, porque juzgada seriamente, tiene tantas inconsistencias y barbaridades que no habría por donde cogerla.

        

     

  

Lo mejor: Las apariciones de Helen Mirren.
Lo peor: El tufillo patriótico de la película.
publicado por Francisco Bellón el 20 diciembre, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.