La película en si misma es un tremendo petardo aburrido y predecible sin una sola escena novedosa.

★★☆☆☆ Mediocre

Dead silence

Pues que quieres que te diga, a mi Dead Silence me ha dado miedo. Sólo recordar que Donnie Wahlberg era un ídolo sexual de jovencitas en los noventa con New kids On The Block y que su hermano (Mark Wahlberg era un don nadie modelo de calzoncillos y se hacía llamar Marky Mark) y comprobar como se estropean los cuerpos es suficiente motivo para ponerse a gritar del susto.

Una vez superado el trauma infantil y la muerte del mito erótico debo decir que lo que viene a ser la película en si misma es un tremendo petardo aburrido y predecible sin una sola escena novedosa. Un muñeco de ventrílocuo aparece en la puerta de una joven pareja (debería ser denunciado por copiar al televisivo Gabbo de los Simpson) y claro en menos de dos minutos hay un asesinato que llevará a nuestro protagonista a su pueblo natal para descubrir una terrible maldición que recordaba anecdóticamente como un simple cuento infantil.

Desde el momento en que pisa por primera vez Ravens Fair. La estética, la dirección e incluso el tratamiento de la película parece sacado de un capítulo de Sobrenatural (eso sí, sin los dos hermanos macizos dando vueltas por la escena) y como tal con 40 minutejos nos podríamos haber ventilado esta cinta con algo más de gracia y sentido del humor.

Eso sí, ahora sí que me da pánico Jose Luis Moreno.

Lo mejor: Excelente elección para adolescentes fans de cosas como Scream.
Lo peor: Sabes lo que va a pasar desde el primer minuto.
publicado por Ana Belén Pacheco el 3 diciembre, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.