Ambigua cinta sobre un tema de candente actualidad.

★★☆☆☆ Mediocre

La Sombra del Reino

Poco convincente trabajo tras las cámaras del actor y director Peter Berg, que intenta, supongo, aportar su granito de arena, para la general reflexión a un tema de candente actualidad, como es la propagación del terrorismo internacional.

Lo intenta desde el punto de vista del cine de la acción
más pura, donde el suspense y la intriga son sus dos poderosas armas. Poderosas sobre el papel, pero que en esta ocasión no seduce mucho que digamos, dada la farragosidad del discurso, amén de su ambigüedad socio-política.

Además está narrada de forma nerviosa, queriendo muchas veces dar la impresión de que todo sucede a marchas forzadas, con tensión dramática que hace que todo se acelere, como sería normal en un tema donde el terror ocasiona muerte y destrucción por donde quiera que pase.

Por ello emplea un montaje que supongo dirá Berg que es vertigionso, pero que en realidad es algo mareante, con multitud de primeros planos gratuitos en mi opinión.
El guión no es muy acertado, y hay bastantes momentos muertos por su parte central que hacen que el ritmo decaiga.

Menos mal que, por lo menos, vamos conociendo mejor al personaje del coronel Faris Al Ghazi, que en mi opinión es de largo el mejor personaje, magníficamente interpretado por Ahraf Barhom. Su lealtad, honradez, valentía y sentido de la justicia, resultan en verdad encomiables y se llega a a
preciar de veras.

Lo mejor es sin duda su última parte, donde la acción pura y dura se adueña, por fin, de todo el tinglado.
Está rodada con vivaz ritmo y aunque se siguen viendo algunos oscuros planos, por lo menos la intensidad dramática se consigue, hasta llegar a una resolución final bastante aceptable, con esa doble susurro a los oídos del protagonista a su compañera y del abuelo a su nieto. Un susurro que clarifica lo que en verdad constituye en demasiadas ocasiones la esencia del terrorismo y de las acciones de los grupos especiales que luchan contra él: la venganza.

En definitiva, que como película de acción puede entretener, pero que no convence en absoluto si ha pretendido hacernos reflexionar sobre un asunto candente que nos amenaza a todos por igual.
Lo mejor: Ahraf Barhom y los últimos minutos.
Lo peor: Su ambigüedad y superficialidad, pese a su presunta hondura política-social.
publicado por Iñaki Bilbao el 26 noviembre, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.