Reconociendo que no es una película para todo tipo de espectadores, la recomiendo pues es interesante, genera debate, es ética, tiene una capacidad inmensa para ponernos a pensar y reflexionar sobre nuestras actuaciones.

★★★★☆ Muy Buena

Leones por Corderos

Después de lo ocurrido el 11 de septiembre de 2001, la historia y sobre todo la de los norteamericanos se dividió en dos. En los últimos años hemos podido disfrutar de varias cintas que toman de forma directa o indirecta este hecho que aún le duele al mundo entero. Pero dentro de todo lo elaborado hasta el momento, destaco este nuevo filme dirigido, producido y actuado por Robert Redford que desde hacía 7 años se encontraba ausente del tema de la dirección de películas después de la cinta “La Leyenda de Bagger Vance”. Y es que dentro de todo lo realizado esta tiene un carácter político y de cierta denuncia interesante, audaz, atrevido y muy inteligente que tras de todo, nos pone sobre la mesa los elementos necesarios para enfocarnos en una reflexión profunda.

Leones por Corderos se estructura dentro de un momento supremamente actual, tomando sucesos, involucrando personajes e instituciones o sistemas vitales y espinosos en los eventos que hoy por hoy, se han desarrollado como consecuencia del 11S. Tres específicamente son estos elementos que Redford pone en juego: como lugar, utiliza la guerra de Afganistán, como sistema la política con el peso de todo su poder y como personajes a un político, una periodista y un profesor idealista. Con ellos construye una película donde se plantea a cada minuto la importancia de tomar acciones frente a lo que ocurre a nuestro alrededor y castiga nuestra indiferencia y desidia por afrontarlos y ser verdaderamente parta de ellos, porque realmente lo somos. Estos tres personajes representan un contraste de nuestra sociedad, sin lugar a dudas, pero que en esencia, encierran el alma de las 3 profesiones que más pueden influenciar la mente y el pensamiento colectivo.

El mismo Redford encarna uno de estos personajes, el profesor idealista, el resto lo componen la 2 veces ganadora al Oscar Meryl Streep y casi vitalicia en las nominaciones que hace el papel de periodista y quien comparte por primera vez set con Tom Cruise, productor además de este proyecto. Con ellos se construye unos diálogos muy buenos, largos y pesados que no han de ser del agrado de todo el público pero que encierran planteamientos que van más allá de una discusión superflua sin sentido. Involucrar la importancia que cobran los medios en este tipo de problemáticas es algo trascendental. Un leve sentimiento de culpa deja entrever esta cinta a los corderos de los medios de comunicación a la hora de asumir con responsabilidad el poder que manejan. Responsabilidad que a pasado desapercibida, pues no debemos desconocer que los leones politiqueros han coartado la estricta libertad que los medios de comunicación poseen. Un contrasentido debatible de la película por la razón que les acabo de exponer.

Otro de los planteamientos interesantes es el del profesor idealista que pretende con su sapiencia producir cambios o ser un hilo conductor de las dispersas mentes juveniles. Pero que a su vez se contrapone al final de la película, como consecuencia de la decisión que dos de sus alumnos toman de actuar con cordura y responsabilidad frente a la sociedad. Es este punto el que más controversia e inquietud genera al salir del cinema. Preguntas como: ¿Vale la pena salir de la comodidad para luchar por unos ideales confusos en pro de adquirir la paz a como de lugar?, ¿Vale la pena dejar, aunque sea por algún tiempo, nuestra vida cotidiana: estudio, trabajo, etc, para luchar con garantías limitadas? Y si interiorizo más esta problemática, podría preguntar: ¿Dejaría a un hijo enfilarse dentro de una guerra, como dura cuota que la sociedad me impone por hacer parte de ella?, son algunos de los cuestionamientos que fácil y profundamente nos deja esta cinta.

Sorprende la mesura con la que se exponen teorías total y absolutamente subjetivas acerca de la política exterior de los Estados Unidos. Sin embargo, es esa misma subjetividad, la que puede incomodar a muchos espectadores que ven ella un film politiquero, adecuado solamente como recurso o casi un grito desesperado de los retractores de Bush, próximo a terminar su segundo mandato presidencial. En este aspecto, puedo decir que Leones por Corderos recrea una situación muy íntima de los norteamericanos y su sistema político que es un altavoz de un porcentaje considerable de aquellos que no comparten la guerra absurda que les ha costado infinidad de dólares y que los ha sumergido en deudas impensables años atrás, así sea que se realicen bajo la excusa de aplicar justicia a un hecho que costó la vida de más de 2.000 personas inocentes. Además considero que más que discutir las decisiones de un gobierno, esta película pone de manifiesto, la primerísima necesidad de poner frente a todo lo que sucede en nuestro entorno y nos despierta sobre la importancia de tomar acciones como parte de un grupo al que pertenecemos, es para mí un “basta ya de ignorar”, deja de ser cordero y conviértete en un león furioso que defiende con compromiso los intereses propios y los de los demás bajo principios de armonía y paz.

Por otra parte, al centrar la trama en 3 espacios distintos, la narrativa de la película se pierde un poco, además de plantear un ritmo propio para cada situación lo que “enloquece” de cierto modo al público y lo que le quite los puntos necesarios para ser una película perfecta. A pesar de ello, rescato de esta cinta el esfuerzo por alejarse de aquellas producciones tradicionales de la cinematografía comercial de la mayor industria del cine y dejarse ver como una película casi de tipo independiente a costa de los riesgos que ello implica. De hecho a una semana de su estreno ha logrado recaudar poco más de 20 millones de dólares.

Reconociendo que no es una película para todo tipo de espectadores, la recomiendo pues es interesante, genera debate, es ética, tiene una capacidad inmensa para ponernos a pensar y reflexionar sobre nuestras actuaciones y para muchos críticos hará parte de las nominadas en los próximos premios Oscar con aspiración verdadera a llevarse alguno. Veremos que sucede.
Lo mejor: Los diálogos, el guión.
Lo peor: El ritmo, la narrativa.
publicado por Sandra Ríos el 23 noviembre, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.