Es indiscutible que uno no se queda indiferente después del magistral plano final y del conjunto de esta irregular, pero necesaria película.

★★★★☆ Muy Buena

Leones por Corderos

Nos encontramos, sin duda, ante una etapa de rebelión cinematográfica contra la política USA; ante un auge de cine comprometido y comercial. Y esto, evidentemente, es algo positivo. Leones por Corderos es una de las primeras muestras de esta nueva propuesta (y protesta), y el responsable es un Robert Redford más activo que nunca. Director y protagonista, el estadounidense de pensamientos demócratas nos da una lección acerca de la conciencia y, sobretodo, de la situación actual de la guerra de Afganistán. Una denuncia política que no sólo se trata de un acercamiento a los problemas actuales, sino que también nos enseña a concienciarnos de una vez por todas y darnos cuenta de lo que realmente está sucediendo. Y es que, ante todo, su película es de carácter comercial, y por lo tanto, eso impide una cierta furia que sé que él tiene dentro y no es del todo retratada. Sí, esta es una película que se manifiesta durante hora y media con el lema “no a la guerra” en cada uno de sus planos, pero esto no quita que cierto episodio de los soldados sea, lamentablemente, poco creíble y verdaderamente al más puro estilo Hollywood. ¿Y por qué? Pues quizás por miedo a enfurecir a demasiados americanos o por los pensamientos propios del director, los cuales son como la mayoría de demócratas de los Estados Unidos, no del todo extremos.
Es cierto que la complejidad del tema a tratar puede confundir a muchos (y me incluyo en ellos) a la hora de analizar la película, pero también es realmente cierto que después de ver Leones por Corderos uno no sale indiferente. De alguna manera, conciencia al espectador de que no todo lo que nos informan es verdaderamente cierto. O quizás sí, y justamente eso es lo que a nosotros apenas nos inquieta. Robert Redford ha sabido crear una especie de ataque contra la política de su propio país y también un ñoño homenaje a los corderos que envían a la guerra. Por lo tante, lo calificaría de irregular, pero os aseguro que si únicamente nos centramos en los mensajes políticos y concienciadores del profesor Redford y en el magistral duo entre la periodista y el congresista, nos encontraríamos ante uno de los films más prometedores sobre la guerra de los últimos años. 

leones-por-corderos-3.jpg

Como era de esperar, el trío protagonista estrella (Cruise, Redford y Streep) se lucen de manera increíble, con unas respectivas interpretaciones verdaderamente realistas y que no parecen ensayadas. Quizás el episodio del congresista peque un tanto de teatral, pero probablemente eso permite que el señor Tom Cruise se luzca como nunca lo ha hecho. Y lo más triste es que es prácticamente imposible que a la película le caiga alguna nominación en los próximos Oscars, aunque sí tiene alguna probabilidad éste último para optar incluso al premio. No me extrañaría, aunque me parecería injusto si no estuvieran también los otros dos veteranos.

La sensación que provoca Leones por Corderos no es otra que la de haber asistido a un debate ameno, concienciador y con tres pesos pesados que soportan la mayoría del metraje. Está claro que la experiencia de Redford en el cine ha sido plasmada con sutil inteligencia, y sólo hay que ver la composición de dicho film. Estemos de acuerdo o no con lo que Redford plantea, que no es otra cosa que la realidad, es indiscutible que uno no se queda indiferente después del magistral plano final y del conjunto de una irregular, pero necesaria película.

Lo mejor: El trío actoral y lo entretenida que es.
Lo peor: La historia de los soldados.
publicado por Ramón Balcells el 22 noviembre, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.