La Sombra del Reino no es más que otra película patriótica realizada con el fin de levantar la moral de la sociedad norteamericana, que cuenta una historia con héroes y villanos al más puro estilo de Hollywood.

★★☆☆☆ Mediocre

La Sombra del Reino

Desde los primeros años de vida del cine han existido películas cuya función primordial era exaltar los valores patrióticos de la sociedad, y esto no sólo se ha dado en Estados Unidos. No hay más que ver la mayor parte del cine que se realizó en la España de posguerra y en los primeros años de la dictadura. Pero sí es verdad que el norteamericano es el caso más claro de propaganda política hecha película.

Después de los brutales ataques del 11 de Septiembre, y tras dejar pasar un tiempo para que la sociedad cicatrizase sus heridas y curase su dolor, Hollywood ha encontrado un auténtico filón patriótico en el terrorismo. La Sombra del Reino narra la investigación que sigue a un salvaje atentado en un complejo residencial para americanos en Arabia Saudí. Ya desde el principio, la película muestra abiertamente sus cartas, y no trata de enmascarar su discurso patriótico. El guión es bastante simple, vulgar, carente de toda credibilidad y muy previsible. Los agentes norteamericanos son retratados como si fueran superhéroes, que deben hacer su trabajo en unas pésimas condiciones, además de hacer frente a la indiferencia u hostilidad de las autoridades locales. Pero como no podía ser menos, no falta el personaje del policía local que comulga con las tesis de nuestros héroes, y para seguir la tradición, desde el principio se sabe perfectamente cuál será su destino. La película tiene dos partes bien diferenciadas, la primera de investigación tipo CSI, mientras que la segunda se llena de secuencias de acción bien resueltas, eso sí.

La Sombra del Reino no es más que otra película patriótica realizada con el fin de levantar la moral de la sociedad norteamericana, que cuenta una historia con héroes y villanos al más puro estilo de Hollywood. El problema es que en la vida real no se distingue tan claramente a los buenos de los malos, y todo lo que tenga relación con Oriente Medio y Estados Unidos es mucho más complejo que lo que muestra la película.

     

     

  

Lo mejor: Chris Cooper.
Lo peor: El patriotismo americano.
publicado por Francisco Bellón el 22 noviembre, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.