Michael Clayton es un thriller convencional que sí, mantiene el interés y el suspense, pero de una gelidez tal que no logra emocionar en ningún momento.

★★☆☆☆ Mediocre

Michael Clayton

En los últimos tiempos han proliferado como setas los thrillers con tintes políticos, algunos mejores, otros peores, pero dicha proliferación es en sí misma una buena noticia. Y es que el cine de intriga y de suspense ha llegado a un punto muerto en el que las ideas originales brillan por su ausencia, y todas las películas recuerdan a otras, o directamente son burdas copias.

Y desgraciadamente, a pesar del buen aspecto que transmite, Michael Clayton recuerda en algunos aspectos a Erin Brokovich, de Steven Soderbergh, el cual es productor ejecutivo de la cinta de Tony Gilroy. Este y otros hándicaps, como que el film comience prácticamente con un flashbck, lastran a una historia que por otra parte, tampoco logra emocionar por completo. Es una trama bien construida, aunque hay algunos detalles que no hay quien se los crea, que está bien narrada a pesar de algunos altibajos en el ritmo, pero completamente aséptica e incapaz de transmitir emoción alguna al espectador. Si la película se mantiene en pie es en parte por la simple curiosidad del qué pasará, y ello a pesar del flashback inicial. Es cierto que la historia gana en intensidad en su tramo final, pero lo que la ha mantenido en pie llegados a ese punto es el trabajo de los actores, entre los que destaca un brillante George Clooney y un incomensurable Tom Wilkinson.

Michael Clayton es un thriller convencional que sí, mantiene el interés y el suspense, pero de una gelidez tal que no logra emocionar en ningún momento. Tampoco es una historia original precisamente, pero cumple con el cometido de distraer y entretener al espectador.

     

  

Lo mejor: George Clooney y Tom Wilkinson.
Lo peor: Lo poco que emociona.
publicado por Francisco Bellón el 20 noviembre, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.