De nuevo sin salir de los parámetros del videoaficionado el director vuelve a dar una lección magistral de cine enfermo, degradante, mugriento pero a la vez bello en sus obsesiones con poesía en su narración.

★★★★★ Excelente

Venus Drowning

Imprevisible, genial, deslumbrante, imaginativo o simplemente un genio que con una cámara, cuatro duros y actores amateurs se saca de la manga obras magnas con la facilidad de quien es diferente o está dotado por el gen del don para contar historias. Realmente se me agotan los adjetivos para describir todas las emociones que ANDREW PARKINSON me produce cada vez que decide sacar a relucir su enorme talento.

Si en sus sobresalientes trabajos anteriores abordaba el tema ZOMBIE desde una óptica totalmente diferente a la acostumbrada, desarrollando el fenómeno bajo el prisma de personajes que deben enfrentarse a su enfermedad y dejar de vivir como seres humanos para transformarse en monstruos.

I ZOMBIE y DEAD CREATURES fusionaban el drama con el gore aprovechando presupuestos casi amateurs para conseguir sorprender bajo unos efectos de maquillaje, música, fotografía realmente excelentes donde el autor lo hacía todo.

Repitiendo con algunos intérpretes de sus obras anteriores deja el fenómeno ZOMBIE de lado para sumergirse en una relación monstruosa que parece salir directamente de la cabeza del otrora terrorífico DAVID CRONEMBERG.

De nuevo sin salir de los parámetros del videoaficionado el director vuelve a dar una lección magistral de cine enfermo, degradante, mugriento pero a la vez bello en sus obsesiones con poesía en su narración.

Nos quejamos de la falta de ideas del terror actual, pues mientras en cines triunfa SAW 4, otros autores europeos sacan maravillas tipo NEXT DOOR o DEAD CREATURES sin que nadie repare en ellos, ojalá este filme llegue algún día al menos en DVD ya que en cines lo veo imposible.

Lo mejor: Todo.
Lo peor: Carece de distribución.
publicado por Andrés Pons el 13 noviembre, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.