Los que consigan superar su audancia en el montaje podrán perdonar esos excesos y disfrutar de una película muy cuidada, con una fotografía impecable y un par de ideas lanzadas al aire que funcionan decentemente.

★★★☆☆ Buena

Expiación: Más Alla de la Pasión

Detesto cuando en las películas me hacen “trampa” y cuando los montajes se planean de tal forma que ves sólo lo que el director quiere hasta que te den los datos restantes es una de las cosas más sucias que se pueden hacer en el cine. Por eso cuando empieza Expiación siento que me voy a levantar de la butaca con un malestar terrible. Sobre todo al principio con esos flashbacks continuos, algo repetitivos y solamente aparentemente prescindibles consiguieron crear una intranquilidad que difícilmente recuperé en la segunda parte del film.

He dicho muy meditadamente segunda parte ya que está estructurado en tres espacios temporales diferentes y sigue a los tres protagonistas a lo largo de su periplo “expiatorio”: Briony una antojadiza y talentosa niña de alta alcurnia, su hermana mayor Cecilia y su amante Robbie Turner (hijo de la Ama de Llaves). Comienza la historia en el día más caluroso de 1935, con la guerra apunto de empezar y el ambiente muy cargado, una pequeña reunión en un impresionante palacio de campo sirve para presentar a los protagonistas de esta historia que desde el principio se antoja dramática y que conociendo al autor del libro, el Británico Ian McEwan, especialista en ficción romántica no deja muchas dudas sobre el contenido del metraje restante . Acusado de un crimen que no ha cometido por la hermana pequeña el amante de Cecilia acaba en la cárcel y por las circunstancias históricas en la guerra. Pero debo reconocer que tan pronto se calmaron esos frenéticos saltos al pasado para ver la historia desde los puntos de vista de todos los protagonistas y retornó la coherencia clásica vuelves a meterte de lleno en la historia donde todos los personajes buscan un reencuentro y van hilando las preguntas que dejaron sin respuesta en su pasado. Cierto es que la mayoría de las reacciones son predecibles pero en cierta forma es lo que se espera de un dramón de dimensiones épicas como este.

Es quizás el giro de la tercera parte lo que me ha dejado un poco indecisa a la hora de posicionarme ante esta mezcla de narrativa poética y ficción bienintencionada.

De todas formas una vez superado el visionado inicial muchas cosas encajan, las reticencias iniciales desaparecen y encuentras una cinta épico-bélico-romántica bastante interesante. Reconozco que la segunda vez que la ves le coges mucho mejor la gracia.

¿Es una gran película? No lo creo, es más bien correcta. Si necesitas cuarenta minutos para decidir acomodarte a disfrutar en la butaca es que algo falla. Precisamente esa audacia a la que hago referencia resulta tan confusa que muchos no den la oportunidad al propio film de explicarse a así mismo. En todo caso los que si consigan superar esa barrera podrán perdonar esos excesos y disfrutar de una película muy cuidada, con una fotografía impecable y un par de ideas lanzadas al aire que funcionan decentemente.


Lo mejor: No es la primera vez que declaro mi pública admiración hacia James McAvoy y en este caso también hay que dar su merecido grano de arena a las tres actrices que interpretan a Briony.
Lo peor: Por poner una pega a parte de su osado planteamiento de montaje narrativo yo le serviría a Keira Knightley un buen plato de cocido porque consigue tener menos curvas, menos color y menos gracia que el palo de una escoba.
publicado por Ana Belén Pacheco el 10 noviembre, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.