Puro panfleto político de Robert Redford sobre la situación de los Estados Unidos en la actualidad.

★★☆☆☆ Mediocre

Leones por Corderos

Puro panfleto político de Robert Redord sobre la situación de los Estados Unidos en la actualidad. Así es ‘Leones por Corderos’, una de las cintas más políticas que he visto desde ‘Todos los hombres del Presidente’, y que casualmente también tiene al actor-director en su reparto. La carrera comercial de esta película tiene tiene en ella misma su peor enemigo: que no es comercial.

Realmente no estaba muy seguro de lo que iba a ver en la séptima pelicula como director de Redford. ¿thriller político?, ¿thriller bélico?…la verdad es que con los trailers se esperaba otra cosa. Quitemosle lo de thriller en todas sus acepciones. La escasa hora y veinte que dura la película es más que suficiente para contar lo que su director pretende: los errores que cometen los USA con su presencia en Irak desde el punto de vista de uno de los bandos 

Esto es un documental partidista con narradores de lujo, ni más ni menos.

Tres únicas escenas son el eje de la película: Un congresista (Cruise) que se vale de una periodista (Streep) para lanzar la nueva estrategia militar en el país en conflicto. Un profesor (Redford) que intenta motivar a unos de sus mejores alumnos (Andrew Garfield), y dos soldados ( Michael Peña y Derek Luke) perdidos en la línea enemiga. Con sólo esas tres situaciones, Redford se monta un debato ético-moral de aúpa con un guión tan extenso y farragoso como su crítica contra Bush.

El problema de contar las cosas desde un sólo punto de vista es que al final no se si quien lo cuenta es un pretencioso o tiene toda la razón del mundo. Desde la lejanía de no tener controlados los sistemas políticos en los USA todo me suena a chino, lo cual debe ser equiparable a proyectar en cines americanos ‘Las 13 Rosas’, ‘Libertarias’ , ‘Lobo’ o ‘GAL’, pero con la sutil diferencia de que en estas últimas al menos se cuenta una trama. ‘Leones por Corderos’ termina con un inevitable: ‘¿y ahora qué?, ¿en que hemos quedado?…’

El discurso constante sobre si la guerra está bien o mal, si el dinero que se invierte es mucho o poco, si los políticos del país son unos interesados o no, sobre si los soldados son el elemento inocente, sobre cuanto de involucrado tiene que estar uno con las circunstancias…que cansino, palabrería y propaganda redfordiana que sinceramente no me interesa, o al menos no de esta manera. Veamos si ‘En el Valle de Elah’, que pretende ser igual de crítica evita naufragar en tanta profundidad moral.

Aceptado ya el hecho de que la película no cuenta nada y sólo es un programa político de 35 millones de dólares, vayamos a lo único potable de su metraje: sus actores. Lo mejor que le puede ocurrir al film es que alguno se lleve una nominación a los Oscars, al menos para poder presumir de cierto exito en el proyecto. La nominación no se la llevará Redford, el cual repite impertérrito su pose de hombre profundo, y todo apunta a Streep y Cruise como candidatos seguros.

Sinceramente, la extensísima conversación del congresista y la periodista en el despacho han sido los unicos momentos que me han sacado del aburrimiento absoluto. Lo que hablan sigue siendo política al 100% pero es curioso ver como se manejan dos actores tan diferentes frente a frente. Por supuesto Streep gana por goleada, como siempre, aunque me congratula decir que Cruise saca una nota excelente, con un papel cortito y justo, ideal para no cometer errores de sobreactuación y perfecto para una nominación de secundario. Todo se verá.

En definitiva, difícil se hace juzgar un guión cuando todo es información, política y discursos de estado. Estoy ahora mismo como si acabara de ver un film de Michael Moore sin mucha menos gracia, sin tanta mala leche y con mucho fuego artifical para animarlo. Más difícil se hace valorar a sus actores cuando todos lo tienen a favor para marcarse speechs de esos que quedan muy bien en pantalla pero no aportan nada. Difícil será que el boca a boca no acabe con su taquilla.

‘Leones por Corderos’ pasará a la historia como el reportaje del partido demócrata americano más caro de la historia. A algunos les parecerá más que correcto y conmovedor, pero yo sigo pensando que se ha dilapidado una oportunidad de lujo para un thriller de esos que cortan la respiración. Que se podía esperar de Redford cuando coge carrerilla…

publicado por Bloody Will el 12 noviembre, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.