La Luna en Botella es la historia de alguno de ellos, gente que sueña con cambiar la vida, con utopías cotidianas, aquéllas que no pretenden necesariamente cambiar el mundo, sino la forma en que éste nos trata.

★★★★☆ Muy Buena

La Luna en Botella

Hoy he tenido una experiencia maravillosa al ver esta película, he visto por fín la posibilidad de hacer algo distinto en España hecha realidad. Gracias a dios, el universo se ha confabulado con Grojo (Director de la película) para hacernos el mayor regalo de este año. Un film lleno de ese subrealismo mágico que te hace vibrar y creer que el No, puede ser un Sí y que basta creer para ser.

La Luna en Botella para mí como actriz es la luz de la esperanza para el cine Español, es la esperanza de poder trabajar con un genio, lleno de románticismo bohemio. Grojo significa un aliciente para continuar con una profesión que en España está absolutamente desvirtuada.

La estética del film me ha recordado mucho a la de Mouling Rouge (Salvando las distancias Hispanas), la banda sonora es talentosa, pegadiza y hay momentos en los que ries de felicidad y emoción, momentos míticos para un guión con un mensaje tan claro como utópico, pero de eso se trata precisamente, de tener nuestra propia utopía cosmica (en mi caso sería trabajar en una peli como esta) para convertirnos en valientes, aunque nos digan lo locos que estamos por hacer cosas fuera de la norma, somo valientes porque no sólo queremos ser, también queremos estar (Frase mítica de Carmen Rico). Ya era hora de que alguien cuidara los detalles milimétricamente, considerando de vital importancia incluso al gato que pasa por las callejuelas. Y no nos equivoquemos, el burro es el verdadero protagonista.

Hay personajes secundarios de toda la vida, que estamos habituados a ver y que continúan siendo secundarios aunque con más importancia, pero la interpretación de estos es tan brutal, que llegan a convertirse en auténticos animales ante la cámara, dejando a los noveles protagonistas (Barbara Goenaga y Edu Soto) a años luz. De hecho la única pega que le voy a poner a la película es esta, Bárbara y Edu resultan absolutamente insignificantes, ensombrecidos y minimales al lado de tanto talento: Dominique Pinon, Pep Jové, Leight Zimmerman (Fabulosamente regia e inmensa y para muestras, la secuencia con el piano al llegar al café: ESPECTACULAR),
Michael Jenn, Joan Dalmau, Federico Luppi, Francisco Algora y Richard Collins-Moore. Que pedazo de actores es que no se cual está mejor de ellos.

Es una verguenza que gente con tanto talento tenga que ver la desgracia de que su película no tenga distribución, no es justo. En ocasiones he dicho que hay películas tan maravillosas que no son aptas para todos los paladares, esta es una de ellas. El espectador medio no está preparado para esta avalancha de talento.

Nota del director

Hay gente a quien le encanta decir que NO. Gente que se harta de oírlo. Y hay gente cuya vida se rompe después de un NO.

La Luna en Botella es la historia de alguno de ellos, gente que sueña con cambiar la vida, con utopías cotidianas, aquéllas que no pretenden necesariamente cambiar el mundo, sino la forma en que éste nos trata. A medida que la historia avanza, los personajes descubren que no todo es imposible y que siempre existe una segunda oportunidad; basta con creer realmente en ello.

Música, circo y cabaret en un cuento coral con actores Españoles, Franceses, Argentinos, Ingleses, Estadounidenses, Coreanos, Suecos o Chilenos, reunidos o mezclados en el café Rossignol, un lugar con un encanto y una personalidad muy especiales, donde la música de René Dupéré juega el papel de lenguaje universal. Podría estar en cualquier capital occidental de nuestros días. En el café Rossignol, todo el mundo se junta en torno al piano, para reír, para llorar, para amar…¡Debe ser una fiesta!

Si conseguimos contagiar la esperanza, la ilusión. Si hacemos olvidar lo establecido, lo que piensen o digan los demás. Si añadimos un punto de locura, rebeldía y transgresión…Acabaremos metiendo la luna dentro de esa botella.

GROJO

Lo mejor: El sí, la esperanza, su estética.
Lo peor: Barbara Goenaga y Edu Soto.
publicado por estalactita el 25 octubre, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.