Un proyecto duro pero necesario, hecho con dignidad, mostrando los costados más dolorosos de este país con rumbo errático para desdecir al presidente de turno y su fallida frase: “Estamos condenados… al éxito”.

★★★★☆ Muy Buena

Matanza

Film documental argentino que relata el seguimiento durante cuatro años de varias familias marginales, en su lucha por lograr trabajo, educación, salud y que fueron el germen del movimiento social piquetero coincidiendo con el débil gobierno de la Alianza (y de su cabeza visible el presidente De La Rúa), movimiento que tuvo en jaque al gobierno desatando los hechos lamentables de diciembre de 2001. Dividida en dos mitades bien diferenciadas, una social y más atractiva, y una segunda con un tinte más político y que nos abre los ojos a los que miramos las cosas pasar sólo por los diarios y canales de tv, crónica habitual de nuestra situación social en la provincia de Buenos Aires.

Ya desde los títulos (y con la acertada elección del himno por Charly García como fondo) en su primera mitad, los cuatro integrantes del grupo documental Primero de Mayo (todos empuñando la cámara, casi siempre en mano) nos emocionan con los testimonios de los lugareños desnudando sus carencias de todo tipo, tanto de salud y educación como materiales mostrando la solidaridad entre los pequeños barrios del partido bonaerense de La Matanza (más de 40) y en menor medida, sus propios errores sin golpes bajos, pero quizás (siendo lo único discutible) una mirada demasiado complaciente hacia ellos. El final (menos atractivo) se centra en la lucha obrera y los más de veinte días de cortes de ruta que mantuvieron en vilo tanto a esta gente como a la ministro Bullrich y el gobernador Felipe Solá.

Filmada íntegramente en video cabe destacar que no hay una utilización de voz en off (recurso habitual en un documental), siendo los pobladores los que cuentan sus historias haciéndolas por eso reales más amenas y cercanas, y también más queribles, centrándose el relato en sólo tres o cuatro personas lo que mejora la narración tanto para sentir más proximidad y empatía hacia ellos, como para no dispersarce en el relato. El acercamiento y las propias historias de los protagonistas entre tristes y melancólicas, nos hacen conocer su amor por el lugar, sus proyectos a puro pulmón, su unión a pesar de todo y una fuerza arrolladora que ahora hasta los políticos conocen y temen. La dualidad del título nos marca tanto el lugar físico de los hechos narrados como de la sensación que nos deja el film sobre el futuro de toda esta gente, excluida de una vida digna tanto por sus propias limitaciones como por la habitual inacción de los políticos de turno.

Un proyecto duro pero necesario, hecho con dignidad, mostrando los costados más dolorosos de este país con rumbo errático para desdecir al presidente de turno y su fallida frase: “Estamos condenados… al éxito”.

MATANZA Dirección: Nicolás Batlle, Rubén Delgado, Fernando Menéndez, Emiliano Penelas Duración: 73 minutos (Betacam SP, color)

publicado por JLO el 17 octubre, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.