Durísimo drama, algo convencional en cuanto a la técnica, pero con mucha fuerza. No es que la considere una excelente película, pero tiene mucha fuerza y resulta hipnótica en algunos momentos.

★★★☆☆ Buena

Padre nuestro

Durísimo drama que tiene como punto de partida la historia ya vista en "Éxtasis", de Mariano Barroso y con Federico Luppi y Javier Bardem, aunque Zalla no lo haya hecho a propósito, seguro que incluso no ha visto dicha película española.En esta nueva ocasión, Zalla toma otros derroteros mucho más dramáticos, para narrar una historia de desarraigo, búsqueda de la propia identidad, donde las mentiras e incomprensiones son moneda de cambio.

Una película quizás convencional en la forma de rodar, pero atípica por su dureza, inclemencia y desapego a la voluntad del espectador, que ve atónito cómo se destruyen las vidas de los doloridos personajes, y sin que pueda hacer nada ayudarlos.
Unas veraces interpretaciones, conseguido clímax de las calles de los barrios menos favorecidos de Nueva York (Brooklyn concretamente), y un argumento nada complaciente, hacen de "Padre nuestro", una película honesta y muy digna, que consiguió ya en el pasado festival de cine internacional de Sundance el Premio del Gran Jurado.

Explosivo montaje y un ritmo frenético para una triste y desoladora historia donde los mejores y peores sentimientos del género humano se ven presentes en contínua pugna.

No es que la considere una excelente película, pero tiene mucha fuerza y resulta hipnótica en algunos momentos. Exquisita fotografía.

Lo mejor: Las interpretaciones, la nula complacencia con el espectador.
Lo peor: Alguna reiteración.
publicado por Iñaki Bilbao el 7 octubre, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.