La Gran Estafa es una película que hace verdadero honor a su título, ya que cualquiera que vaya a verla se sentirá estafado

★☆☆☆☆ Pésima

La gran estafa

Hay títulos que marcan profundamente el devenir de la obra a la que dan nombre, ya sea positiva o negativamente. En el cine, el arte de titular se ha desvirtuado por completo, convirtiéndose en un mero elemento más del marketing de la película. Muchos de estos títulos son engañosos, diseñados con el único fin de atraer a un público diferente al que va destinado el film. Y siempre queda el incomparable trabajo de traducción de las distribuidoras. Un ejemplo de hace un par de años es cambiar Brillo Eterno de una Mente Inmaculada por ¡Olvídate de Mi!

A pesar de todo, poner un título como La Gran Estafa es peligroso, ya que puede generar comentarios mordaces entre el respetable, especialmente al finalizar la proyección. Lasse Hallström aprovecha el resucitado interés por la figura del magnate Howard Hughes para contarnos la historia de un hombre que engañó al mundo a costa del excéntrico millonario. A primera vista, un tema menor para un cineasta que ha realizado obras tan memorables como Las Normas de la Casa de la Sidra o Atando Cabos. Es una lástima comprobar cómo Hollywood fagocita a la mayoría de directores que llegan a sus puertas, convirtiéndolos en meras comparsas. Volviendo a La Gran Estafa, la película tiene un arranque más que digno, interesando al espectador gracias a un buen ritmo y al buen hacer de Hallström. Sin embargo, a medida que ese pícaro moderno se va sumergiendo en su propia mentira, la cinta se va haciendo cada vez más pesada y lenta. Todo ello unido al hecho de conocer el desenlace desde el primer momento (incluso hay una escena que telegrafía el propio final) hace que la trama pierda interés. Richard Gere por su parte no resulta demasiado convincente, a pesar de ser un papel hecho a su medida.

La Gran Estafa es una película que hace verdadero honor a su título, ya que cualquiera que vaya a verla se sentirá estafado. Lo peor de todo es que el film sigue la línea descendente de Hallström iniciada con Una Vida por Delante y Casanova.

Lo mejor: Algún detalle suelto, como la aparición de ElI Wallach.
Lo peor: Que el cine haya perdido completamente a Lasse Hallström.
publicado por Francisco Bellón el 30 septiembre, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.