Moore, juega un poco con los sentimientos del espectador, hay que ser transigente y darse cuenta que no sólo en España viven personas con inusuales rentas y que en los States “”El país de las oportunidades”” está la cosa mucho más seria de lo que parec

★★★☆☆ Buena

Sicko

Desde "Bowling for Columbine" 1er documental de este "orondo" realizador, me he sentido atraído por la figura de Moore, y después de ver "Fahrenheit 911" con más razón, puesto que ambos sentimos por Bush la misma antipatía, esta vez la fuente de sus "iras" es la administración Bush y todo lo referente al seguro médico/industrias farmaceúticas y es que, lamentablemente en un país tan DESARROLLADO como los States, los "americanitos de a pie" no cuentan con una sanidad como en España, que tanto nos quejamos y reímos de la "Sanidad Española" y al menos cosas tan primaria como la 1ª atención "idem" nos la hacen de gratis, y es que, lo que en España se nos retiene en concepto de Seguridad Social, en USA no, ya que se abona al trabajador, y él, por su cuenta, ha de costearse el seguro médico, misión nada fácil, puesto que la lista de "impedimentos" es larga, larga y difícil diría yo…

Es cierto que, típico en Moore, juegue un poco con los sentimientos del espectador, hay que ser transigente y darse cuenta que no solo en España viven personas con inusuales rentas y que en los States "El país de las oportunidades" esta la cosa mucho más seria de lo que parece a simple vista, y que las aseguradoras (repito, en USA no hay seguridad social…) son mucho más crueles de lo que parece, denegando seguros por flacos o por gordos, dejando a familias en la calle, o negando algo tan fácil como un implante auditivo a una criatura que empieza a vivir, todo eso Moore lo plasma con suma facilidad, rapidez e hilaridad en pantalla, intentando y consiguiendo a la vez, que se nos encoja no solo el corazón, sino también el alma, en los primeros compases de metraje.

Moore no solo analiza la vida de estas "desafortunadas personas", sino también el mundo de profesionales que lo integran, desde médicos, hasta ex-empleados de las aseguradoras, plasmando, lo que tristemente no solo en los USA es una realidad, no existe la persona, solo existe el negocio, y Moore y las compañías lo saben bien, es como ese artículo que hablaba de lo que contaminaba Al Gore en sus citas con la prensa acerca de su "verde documental", que el negocio está por encima del interés previo, triste, pero real y ahorrar dolares, cuantos más mejor, es la regla number ONE de toda empresa, se dedique a lo que se dedique, incluso a las vidas humanas, llegando a valorar si un fármaco es necesario o no para seguir viviendo, con lamentables y nefastas consecuencias…

Moore se encarga de tratar las imágenes de la manera más cruenta posible, con música triste cuando la ocasión lo requiere y con pasajes históricos que afianzas si cabe aún más su narración y, como en cintas anteriores, dando trasfondo y empaque a todo lo que cuenta mediante la voz en off, y mediante la utilización de mil y un recursos narrativos.
Lo mejor: El tema sanitario en USA, es más Oro de lo que reluce, ya se sabe, bussines es business...
Lo peor: La manera que tiene Moore de meternos en el ajo...
publicado por Rafa Ferrer el 24 septiembre, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.