Salir Pitando es una comedia sin gracia ni chispa que se enmascara como homenaje a una de las situaciones más cómicas que ha dado el fútbol en las últimas décadas.

★☆☆☆☆ Pésima

El cine siempre ha buscado historias que contar en el deporte, éxitos, fracasos, o simple y llanamente extraer una serie de situaciones potencialmente cómicas. Los deportes más retratados en la gran pantalla son casualmente los que tienen un mayor número de aficionados en Estados Unidos. Por contra, el fútbol se ha quedado con el dudoso honor de ser un deporte del que no se puede hacer una buena película.

Y tal vez sea así, pero sí se pueden hacer buenos films de todo lo que rodea al mundo del fútbol, y si no basta con estar atento a la actualidad futbolera. Uno de los momentos más recordados es la famosa frase de “no me jodas, Rafa”, frase que ha pasado a la historia como “Rafa no me jodas”. Con la idea de emular dicha escena nace Salir Pitando, una comedia que pretende explotar la comicidad de uno de los colectivos más despreciados del deporte: el estamento arbitral. La gran pregunta que se le queda a uno tras ver Salir Pitando es cómo Álvaro Fernández Armero ha podido desperdiciar semejante potencial humorístico para terminar contando una historia anodina y vulgar. El reclamo del fútbol y el arbitraje ha sido la mayor baza comercial de la cinta, pero no es más que una mera excusa para que se desarrolle una mala comedia de enredo en la que el principal protagonista es un triángulo amoroso. El guión no hay por donde cogerlo, y en vez de haberse liado la manta a la cabeza y haber tirado por el camino de lo absurdo y surrealista, éste transita por un sinfín de lugares comunes y situaciones trilladas. Las pocas situaciones que podrían haber dado algo más de sí están mal llevadas y peor resueltas. Los actores cumplen con su trabajo, lo cual ya tiene mucho mérito debido a los infames personajes y diálogos que les han caido en suerte.

Salir Pitando es una comedia sin gracia ni chispa que se enmascara como homenaje a una de las situaciones más cómicas que ha dado el fútbol en las últimas décadas. Pero el deporte rey no es más que una mera excusa, y es que la película habría resultado igual con cualquier otra profesión.
Lo mejor: Que será un nuevo éxito de taquilla para el cine español.
Lo peor: El horroroso guión.
publicado por Francisco Bellón el 20 septiembre, 2007

Enviar comentario

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.