A mi me daba miedo pensar que la película se derrumbara por tener esa increíblemente sosa capacidad para contar los hechos, esa fotografía totalmente impersonal o muchos gags (algunos divertidos, eso sí) que no vale ni la pena reir por ellos.

★★☆☆☆ Mediocre

Amor y otros desastres

Desde que la estupenda película Notting Hill se estrenó, las comedias románticas inglesas que han ido apareciendo a lo largo de los años no dejan de ser copias (algunas buenas, otras mediocres) del ya clásico film de Roger Mitchell. Hace cuatro años se estrenó la divertidísima y muy buena Love actually, un film romántico coral que, sin embargo, poco se parecía a la ya nombrada película. Pero es cierto que esta fue una excepción, pues muchas otras, entre las cuales se encuentra este semi-desastre, Amor y otros desastres, son bastante sencillas.

Centrándonos en el film de Keshishian, decir, muy resumidamente, que este largometraje carece de personalidad, varias veces de coherencia y tiene una atmósfera fría, distante, rara. Ya empezando, muestra una falta de respeto al público, sin apenas presentar a los personajes y careciendo de un mínimo de sentido. Y eso ya nos lo dice todo. Vale que tiene algún que otro momento bueno (el final, en la sala de cine), o algunos apuntes acertados, pero este, sin duda, es un film conjuntamente fallido. Y es que como comentaba antes, los tópicos que vienen de Notting Hill, ya sean las calles de Londres, los líos amorosos, la carrera final en un pequeño coche con los típicos amigos ingleses, son todos ya demasiado usuales dentro de este tipo de cine. No es, ni mucho menos, una Bridget Jones o el ya comentado film de Curtis. Estas son excepciones a toda regla dentro de la comedia romántica inglesa. A mi me daba miedo pensar que la película se derrumbara por tener esa increíblemente sosa capacidad para contar los hechos, esa fotografía totalmente impersonal o muchos gags (algunos divertidos, eso sí) que no vale ni la pena reir por ellos. ¿Y qué me decís del embarazoso (nunca mejor dicho) final?

Una mala película, que se olvida al iniciarse los títulos de crédito finales y con un reparto de lo más soso (Brithany Murphy aún está decente). Podemos decir que tiene algun momento divertido y que no acaba resultando pesada, sino que consigue entretener bastante. Pero ya está. Esperemos que las próximas comedias inglesas demuestren que tienen algo más que contarnos y que ya no beben de la película de Mitchell (escrita, por cierto, por Richard Curtis).
Lo mejor: Alguna que otra escena divertida y que sea mínimamente entretenida.
Lo peor: Carece totalmente de personalidad.
publicado por Ramón Balcells el 10 septiembre, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.