Tom Shadyac es el típico director de comedias familiares, y esta no es una excepción, típica comedia que gustará a los peques de la casa, y que los mayores tendrán que soportar una cinta, que sin ser redonda hace aguas por todas partes, y es que, ni

★★☆☆☆ Mediocre

Sigo como Dios

Decir a estas alturas que me encanta Jim Carrey sobra, puesto que todos los que me leéis habitualmente sabéis de mis filias y fobias, pues bien, en esta segunda entrega en la que Carrey dijo algo así como “sube aquí y pedalea (o dame más pasta)” tenemos al últimamente en alza Steve Carrell, alargado el personaje que hizo en la primera entrega hasta el protagonismo, huelga decir que Carrell no llega ni tan siquiera a rozar el histrionismo del de Ontario (Canadá) pero que en su papel de Evan Baxter esta simpático, comedido en algunos momentos y bastante conseguido en otros.

Los que hayáis seguido aunque sea por encima la filmografía de Carrell, sabréis que es un completo especialista en interpretar a hombres normales (tanto en “Virgen a los 40” como en la siempre recomendable “Pequeña miss Sunshine” lo hace), y aunque Evan Baxter es todo un senador de los States, aquí, una vez más, es un nombre normal metido en un lío de proporciones celestiales.

Tom Shadyac es el típico director de comedias familiares, y esta no es una excepción, típica comedia que gustará a los peques de la casa, y que los mayores tendrán que soportar una cinta, que sin ser redonda hace aguas por todas partes, y es que, ni el guión ha estado elaborado, ni el rodaje (uno de los mas caros del cine actual) es a todas luces algo que merezca la pena recordar.

Lástima de una película que prometía todo y una vez más se queda en nada.
publicado por Rafa Ferrer el 4 septiembre, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.