Tal vez de las 2 cintas que componen la película era la que más interés me producía, y es que la imagen de Rose McGowan (la ya mítica Paige Matthews de “”Embrujadas””) con una ametralladora en lugar de una de sus piernas, ya me despertaba cierto morbo

★★★★☆ Muy Buena

Planet Terror

Tal vez de las 2 cintas que componen la película era la que más interés me producía, y es que la imagen de Rose McGowan (la ya mítica Paige Matthews de “Embrujadas”) con una ametralladora en lugar de una de sus piernas, ya me despertaba cierto morbo y curiosidad.

Decir que en “Grindhouse” se cuida todo, desde sus trailers inexistentes hasta la imagen borrosa del celuloide, todo huele a ese cine roñoso de sesión continua que muchos hemos podido disfrutar en nuestra infancia, ese programa doble donde era posible mezclar cualquier película y verlas desde la tarde hasta la noche, reenganchándote con lo que no habías podido ver.

Rodriguez compone una película deudora en parte de su anterior trabajo, (me refiero a la excelente “Sin City”, donde los cameos se suceden por doquier, y es que las apariciones estelares de Bruce Willis asi como la de Tarantino (el otro artífice de esta cinta), sientan un extraordinario precedente en un cine, cutre/casposo del que merece la pena no olvidarse; por cierto, antes de que se me olvide, también podemos disfrutar, aunque solo sea en un par de escenas de la presencia de Stacy Ferguson, la cantante de los “Black Eyes Peas” dando vida a una “jamona” que por la cinta aparece…

El autor de “El Mariachi” (entre otras), llena la cinta de gore sin cortarse, de hecho en algunos momentos es más cómico que asqueroso o trágico, puesto que la casquería aparece una y otra vez en pantalla, sin el menor atisbo de preocupación hacia la platea, que jalea y se congratula con la carne destripada que aparece por doquier.

Aparte de Rose McGowan, que desde luego no pasará a los anales del cine con su interpretación, pero si con su físico, cabe destacar a Freddy Rodríguez, con su personaje de Wray, todo un héroe de acción, de antaño, al más puro estilo Van Damme, Stallone y compañía.

Especialmente inquietante es el papel de Marley Shelton, con una cara de horror/terror durante buena parte del metraje, y a la que la presencia de la cámara de Rodriguez justo frente a sus grandes ojos azules le viene como anillo al dedo.

Por cierto, algo que nos perderemos en España, es la falta de rollos (que aqui es patente, ridículo e incluso gracioso) que anulan la posiblidad de seguir el argumento de manera que uno tiene que imaginarse (o creerse) lo que nos cuentan, sin poder haberlo visto previamente.

Sencillamente genial, genialmente sencilla…
publicado por Rafa Ferrer el 2 agosto, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.