La ambientación y la belleza de las localizaciones son lo más llamativo de esta tortura llamada “Hostel 2”, que esperemos no tenga continuación.

★☆☆☆☆ Pésima

Hostel 2

No tenía muchas ganas de ver la nueva propuesta de Eli Roth, pero la inercia me llevó a verla.

Mis sensaciones previas se confirmaron. La película es mala, bastante mala.
Partiendo de un esquema similar a la anterior, en vez de estar protagonizada por tres chicos, ahora son féminas las que sabrán lo que es ser torturadas y tener miedo.

Por medio de una bella mujer, las chicas aceptar acudir a un balneario en Eslovaquia, y claro, ya sabemos lo que las va a ocurrir.

La innovación de esta secuela está en que Roth nos muestra el lado de dos torturadores, dos ricos americanos que se adentrarán por primera vez en las filas de las cacerías de élite.

A partir de ahí, tópicos y más tópicos envueltos en un guión, si se puede llamar así, que no entiendo como no volvieron a reescribir, ya que deja mucho que desear.

Lo mejor: algunos golpes de humor negro, como el que tiene lugar al final de la película, y que está protagonizado por esos pequeños diablos que en “Hostel” pedían chicles a los turistas.

Es curioso como a la protagonista se la trata con excesivo respeto, no se la llega a ver ni en bikini (y eso que está en un balneario), y en cambio se nos muestran otras muchas cosas.

Hay algunos cameos y guiños en “Hostel 2” que merecen destacarse, como el relativo a Elisabeth Bathory. En cuanto a los actores, ninguno que destaque especialmente.

La ambientación y la belleza de las localizaciones son lo más llamativo de esta tortura llamada “Hostel 2”, que esperemos no tenga continuación.
publicado por Alvaro Oliva el 26 junio, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.