Nadie en su sano juicio puede creerse nada de lo que se cuentan en sus 90 min. de metraje, a nadie, repito, a nadie, le importa un “”pepino”” lo que pasa, lo que pasará o lo que ha pasado antes, de hecho, es de esas cintas que se visionan y se olvida t

★☆☆☆☆ Pésima

Entre mujeres

Mientras un servidor se mordía las uñas, esperando a que dieran las 21:00 y comenzara el último partido de liga, que podía dar (y que al final dió) la liga al equipo de mis amores, mi sufrida esposa, a la que tuve todo el día vestida con la camiseta del Real Madrid y tal vez como venganza, se decidió a visionar la cinta que hoy nos trae; la verdad es que, los que habitualmente me leeis, sabéis la “tirria” que le tengo a toda aquella comedia romántíca que se precie y esta no es una excepción, donde, de un argumento más abierto que el corte inglés el primer domingo de cada mes, solo se puede salvar la presencia de nuestra preciosa Elena Anaya, el primer rostro que aparece en el metraje.

Y es que la cinta, una vez más, peca de todo tipo de estereotipos que uno puede ver en cualquier telefilm de sobremesa, empezando por el actor principal, continuando por Meg Ryan (¿Qué narices se ha hecho en los morros?) y finalizando en Kristen Stewart, a la que conocimos como hija de Jodie Foster en “La habitación del pánico” de David Fincher.

Nadie en su sano juicio puede creerse nada de lo que se cuentan en sus 90 min. de metraje, a nadie, repito, a nadie, le importa un “pepino” lo que pasa, lo que pasará o lo que ha pasado antes, de hecho, es de esas cintas que se visionan y se olvida tan rapido como se visiona.

En fin, que no me gustó nada, y que como tenía la mente puesta en otro sitio, se me hizo pesada y plomiza.
publicado por Rafa Ferrer el 18 junio, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.