Un soplo de aire fresco entre tanto ogro verde, chiste fácil generado por ordenador, y tanta secuela Disney innecesaria directa al mercado del DVD.

★★★★☆ Muy Buena

Descubriendo a los Robinsons

Desde hace unos años, Disney no levanta cabeza. Sus últimos productos ajenos a Pixar, como ‘Salvaje’ o ‘Chicken Little’, dejaban mucho que desear, además de no crear expectativa alguna, como sí lo hacían sus películas de animación tradicional durante sus épocas doradas.

Entre tanta frustración y tantas secuelas innecesarias directas al mercado del DVD, poco, poquísimo buen producto ha habido (‘Lilo y Stitch’).

La incorporación de Pixar Animation Studios a la fábrica de sueños del tito Walt fue la salvación de ésta, y el primer resultado de dicha unión ha sido ‘Descubriendo a los Robinsons’, que NO es una película Pixar, pero que ha contado con la muy agradecida colaboración del Dios John Lasseter (creador de ‘Toy Story’) como productor ejecutivo.

Algo que se ha notado mucho en el resultado final.

No tenía ninguna expectativa con esta película. No me llamaba la atención en absoluto, además que comienzo a aborrecer el tipo de películas animadas íntegramente por ordenador (que se iniciaron con ‘Shrek’) que son detestablemente pretenciosas y que sólo contienen chistes tontos y situaciones absurdas y repetitivas para “caer bien”.

Pero, afortunadamente, en este caso estaba equivocado, y me he llevado una inesperada y muy grata sorpresa (y, a quién quiero engañar, un bienvenidísimo soplo de aire fresco).

‘Descubriendo a los Robinsons’ puede pecar de muchas cosas: de ser excesivamente alocada en algunos momentos (sobretodo durante la mitad, donde se va literalmente por los cerros de Úbeda… véase el episodio del Tiranosaurio, pasaje que sólo sirve para que los niños rían), de tener algunos -pocos- gags que no hacen la pizca de gracia, de algunos pequeños cabos sueltos en la trama, y de ser incluso hasta localista (¿a qué viene la referencia a Raphael?). Sin embargo, todo lo anteriormente mencionado se ve ensombrecido por su admirable e inteligente guión (pese a las pequeñas lagunas, perdonables al ser un título infantil), por lo divertida y entretenida que llega a ser, y por recuperar durante los magníficos minutos finales el mejor y más nostálgico espíritu Disney (con el característico estilo de John Lasseter, que pese a ser productor ejecutivo, se nota lo suyo que ha metido mano en el proyecto).

Técnicamente no es gran cosa. Está bien, pero no aporta nada nuevo… ni falta que le hace. La banda sonora, una delicia.

Se trata de una gran aventura de viajes en el tiempo, muy bien llevada y muy disfrutable: Esos giros argumentales en un punto determinado cambia totalmente la impresión que se va teniendo durante la primera mitad de la película. 100% recomendable para toda la familia, aunque los críos puede que se líen con tanta (bueno, no mucha) pradoja temporal.

Desde luego, Disney ha dado un GRAN -y muy agradecido- paso respecto a la penosidad de ‘Chicken Little’.
Lo mejor: - Es muy entretenida y divertida. Recomendable para todas las edades. - Que recupera el mejor espíritu Disney que hacía ya tiempo que andaba ausente. - La banda sonora.
Lo peor: - Algún que otro gag desafortunado y sin gracia. - Demasiado alocada en algunas ocasiones. - Puede que los más pequeños no se enteren con el tema de las paradojas temporales.
publicado por Rafa Delgado el 1 junio, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.