El guión es genial, todas las piezas están perfectamente colocadas, como en la típica película que te deja pensando un rato cuando acaba para comprobar si todo encaja.

★★★☆☆ Buena

Sospechosos habituales

Dirigida por Bryan Singer en 1995 se ha convertido en una película de culto, ya que en su momento fue muy innovadora y renovó las bases del género. Ahora resulta una película muy interesante con unas actuaciones bastante buenas, aunque no sorprende como lo hizo en su día, porque ya estamos demasiado acostumbrados a los giros de guión y a los trucos para darnos un final inesperado.

Toda la película es contada por el personaje de Kevin Spacey, un lisiado que se ve implicado en un incendio de un barco en el que murieron 27 personas asesinadas, un policía interpretado por Chazz Palminteri le interroga para intentar averiguar la verdad. Una verdad que no sabremos hasta el final, con un personaje misterioso llamado Kaiser Sozé, que será la clave de todo.

Kevin Spacey hace una de sus mejores interpretaciones, junto con Seven y American Beauty lo mejor de su carrera. Los demás también están bien, aunque Benicio del Toro está algo artificial para mi gusto.

El guión es genial, todas las piezas están perfectamente colocadas, como en la típica película que te deja pensando un rato cuando acaba para comprobar si todo encaja. Si te dejas llevar por la historia el final te sorprenderá.
publicado por Patricia Pérez el 31 mayo, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.