Es una película que impacta de varias maneras, que sí merece verse pero que termina agotando hasta por las propias -y exageradas- virtudes.

★★★☆☆ Buena

Sin city

El cineasta Robert Rodríguez tomó como story board la obra gráfica Sin City de Frank Miller (una leyenda en el mundo comic, responsable del mejor Batman, de 300 y largos etc.) para lograr un impacto de acción, estética y un verdadero antes y después en la historia del género y sus adaptaciones. También hay que destacar la labor del comic en el cine de hoy, arte siempre menospreciado y que recién en este milenio encuentra la aceptación real y toda su importancia.

La fotografía es de un blanco y negro excelente, quizás irreal e insuperable, que junto a un traspaso filedigno cuadro por cuadro de la historieta y una buena dirección de actores, son mérito exclusivo del mexicano Rodríguez que sigue creciendo con una filmografía un tanto despareja pero siempre pasional.

Miller es un justo co-director solo por haber realizado el comic y el guión, aparte de supervisar todo el proceso. Pero no todo es color de rosas. Quizás esta traslación con tanto amor y fidelidad le quita un poco de ritmo y personalidad a tanta destreza visual. Hay un claro abuso de la voz en off, recurso fácil para cuando no se tienen ideas y la ultraviolencia por momentos, -suavizada por el color neutro- llega a cansar.

Se hace un tanto tediosa, despareja, lenta en el tercer relato protagonizado por Clive Owen (el más flojo de los protagonistas), justamente en el que participa Tarantino en un segmento en la dirección, aunque no desentone para nada con la dirección o estética del film, notándose su influencia -además de la propia amistad con el director- tanto en la trama segmentada como en la violencia pulp y el elogiado y críptico montaje.
El casting es igual de impresionante, destacándose Bruce Willis siempre como el héroe desaliñado y romántico, esta vez luchando contra un pedófilo, y un sorprendente e irreconocible Mickey Rourke tanto por su aspecto -detrás de kilos de látex- como por su buena actuación.

Sin City es una película que impacta de varias maneras, que sí merece verse pero que termina agotando hasta por las propias -y exageradas- virtudes.
publicado por JLO el 10 mayo, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.