¿Quién dice que es fácil? es otro clamoroso ejemplo de comedia divertida que pudo llegar a ser, pero que se queda en una triste comedia sentimental divertida a ratos.

★★☆☆☆ Mediocre

¿Quién dice que es fácil?

Hay muchas cosas que le aportan a la vida la sal y la pimienta que necesita, y uno de esos elementos es la ironía que se gasta a veces el destino. Aunque a veces más que ironía, parece pura y verdadera mala leche. Cuando se necesita que pase una cosa, pasa la otra, y otras veces, cuando se necesita que pase la otra, pasa la una. Todo este pequeño galimatías filosófico viene a cuento de la ironía que supone que las películas españolas triunfen en Argentina y aquí pasen con más pena que gloria (no, no es un guiño a Víctor García León), y que a las películas argentinas les pase exactamente lo contrario, que triunfan en España y en su país pasan con indiferencia.

Después del gran éxito de No Sos Vos, Soy Yo, llega a las carteleras españolas el nuevo trabajo de su realizador, Juan Taratuto. ¿Quién Dice que es Fácil? se trata de una comedia romántica poco convencional, cuyos protagonistas son Aldo (Diego Peretti), un hombre inseguro y maniático, y Andrea (Carolina Peleritti), una reportera gráfica que ha viajado por todo el mundo, embarazada sin saber quién es el padre. La primera mitad del film tiene las mejores cualidades de una comedia romántica, es divertida, amena, y posee un gran ritmo; sin embargo, su segunda mitad posee todos los defectos de las comedias románticas, deja el humor a un lado para centrarse en el plano sentimental, llegan los consabidos conflictos, y por último se torna lenta y pesada. Hoy en día, hay muy pocas comedias que de principio a fin tengan la única y sana intención de hacer reír al espectador, ya que la mayoría acaban escondiendo intenciones moralizantes o sentimentaloides. Por su parte, Diego Peretti (menos mal que no lo ha conocido Quevedo, porque si no ríanse del “érase un hombre a una nariz pegado”) realiza un buen trabajo interpretativo, más contenido y menos histriónico que en anteriores trabajos. Carolina Peleritti también ofrece un buen trabajo, y seguro que termina por fin con el sambenito de antigua modelo metida a actriz.

En fin, ¿Quién Dice que es Fácil? es otro clamoroso ejemplo de comedia divertida que pudo llegar a ser, pero que se queda en una triste comedia sentimental divertida a ratos.
Lo mejor: La primera mitad de la película.
Lo peor: La segunda mitad de la película.
publicado por Francisco Bellón el 5 mayo, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.